27 enero 2017 Acción, Análisis, Aventura, Noticias, Plataformas, PS4, sandbox, Wii U, Xbox One

darksiders-warmastered-edition-08-01-16-1

Durante la época de transición de Playstation 3 y Xbox 360 a las actuales consolas, se desarrollaron un sinfín de títulos que incursionaban de todas las maneras posibles en el género hack & slash. A pesar de que la joya más representativa de la generación fue Kratos, no fue el único en abrirse paso a golpes a través de shooters genéricos.

El exclusivo de Sony se consideró como uno de los más grandes en cuanto a calidad visual y técnica, pero fueron muchos otros los que recogieron el testigo y aumentaron la calidad del género. Bayonetta, Ninja Gaiden, Brutal Legend, Castlevania: Lord of Shadows, X-Men Origins: Wolverine, Dante’s Inferno, Asura’s Wrath, Watchmen, Saint Seiya… Hay un sinfín de títulos para elegir en el que enfrentaremos a hordas de enemigos en una versión de ‘yo contra el barrio’ actualizada. Cuantos más enemigos, mejor; cuanto más espectaculares sean las técnicas, mejor.

Y difícilmente se podría hacer una lista de los mejores hack & slash sin incluir a la joya, Darksiders: Wrath of War. Considerado como uno de los mejores videojuegos de 2010 y uno de los grandes títulos que enaltecieron a aquella generación, la creación de Vigil Games bebía de lo mejor en cuestión de hack & slash, pero añadía un cierto sabor clásico. La exploración, mezclada con las habilidades especiales, las técnicas, la historia, los aliados y una duración considerablemente imponente, hacía de Darksiders una de las mejores opciones en cuanto a hack & slash.

Es difícil que un título con semejante apartado artístico necesite una remasterización para la época actual, más aún teniendo en cuenta que no han pasado tantos años desde su salida al mercado. No hablamos de un videojuego de hace diez o veinte años, sino de un título cuya consola todavía se comercia, y para la cual aún continúan saliendo títulos. Sin embargo, de ello nos ocupará el análisis de hoy: Darksiders recibe una versión mejorada para Xbox One, Playstation 4 y Wii U, bajo el título Darksiders: Warmastered Edition.

Darksiders Warmastered Edition_20161214164303

¿Qué trae de novedad esta edición ‘Warmastered’? El re-lanzamiento y las remasterizaciones de títulos de la anterior generación es algo popular dentro de estos dos últimos años. Es algo bastante positivo para todos aquellos que quieren retornar o descubrir aventuras de Playstation 3 y Xbox 360, pero no cuentan con una de esas consolas para hacerlo. Muchos títulos valen la pena en sus versiones remasterizadas, bien porque potencian la calidad gráfica, el control o la tasa de FPS; otros, son el mismo juego con una paleta de color. En todo esto, ¿dónde entra Darksiders Warmastered Edition? ¿Vale la pena subirse a lomos de Ruina, junto a Guerra, para enfrentar al culpable de la desidia del protagonista, o es mejor desempolvar el original? ¿Tiene sentido una remasterización? Podríamos dar una respuesta breve, pero desengranemos esta flor poco a poco.

El regreso de Guerra

En raras ocasiones encontraréis que Darksiders se mente como uno de los mejores videojuegos de la anterior generación. Y es cierto: no es el mejor. Aún, definitiviamente, si es uno de los más recordados en cuanto a género, y uno de los más ovacionados en su año de salida. Teniendo que competir con God of War III, con Bayoneta o Castlevania, es merecedor de prestigio que consiguiera ser algo diferente a la propuesta anual.

Pero, ¿por qué era tan bueno? ¿Qué nos hizo disfrutar tanto en aquella ocasión? Además de tomar mecánicas de sus compañeros de género, como una similitud en cuanto a los objetos, a las técnicas y movimientos o a su concepto argumental, se destacaba por ofrecer exploración a través de mazmorras, o por provocar sensación de obligación al pensar en re-visitar las zonas ya superadas. Eso no nos lo había dado ningún hack & slash hasta el momento, reuniendo además una brutalidad enorme en las acometidas, un humor bastante bizarro pero entretenido, y un sorprendente estilo artístico que se roba toda la atención del título.

Darksiders Warmastered Edition_20161214161530

Dentro de todos los puntos positivos que tuvo y tiene Darksiders, encontramos que su estilo artístico sigue manteniendo el tipo pese a los años que han pasado desde su lanzamiento. Aún conserva esa magia, ese estilo exagerado en cuanto al diseño de personajes con una fisionomía exuberante, esa sencillez en cuanto a sus escenarios o esa espectacularidad en cuanto a los enemigos finales se refiere. Realmente, es uno de esos videojuegos a los que el paso del tiempo no les afecta visualmente, teniendo ahora la misma grandeza artística que en su momento.

Su estilo artístico sigue manteniendo el tipo pese a los años

Por esa parte, la remasterización no cumple. El original Darksiders ya era un buen título visualmente, una delicia gráfica de la que muchos fuimos parte y que tantos alabamos. Es cierto que se han añadido algunos brillos o algunos detalles menores en cuanto al conjunto visual, pero no les quedaba demasiado lejos pues las versiones para las anteriores consolas ya se veían bien.

Especialmente, se podría destacar el retocado en cuanto a los personajes, enemigos y otros NPCs de los escenarios. Por encima de los fondos y del resto de elementos de cada escena, destacan muchísimo, más que en la versión original, tal vez por el hecho de que antes había más equilibrio, y en esta remasterización se han dejado atrás el retocado de lo que verdaderamente hacía falta.

Darksiders Warmastered Edition_20161214163441

El vacío presente en escenarios es palpable en todo el título. Era uno de los principales defectos de Darksiders, y es una lástima que no le hayan dedicado el tiempo suficiente a remodelar algunos objetos, como vehículos, árboles o escombros, para que parezcan más llamativos o den la sensación de que el escenario está más cubierto de objetos. Se sigue sintiendo hueco, y la pobre resolución del entorno no casa bien con la definición extra que han recibido los personajes.

Aún así, entendemos que remodelar un universo tan grande como el de Darksiders es una tarea titánica, y esta remasterización no iba encaminada en esa dirección. Lo vemos desde los primeros minutos.

Entonces, ¿qué sentido tiene esta remasterización? Su acabado técnico.

Mejorando su apartado técnico

Si hay algo que ha aportado esta remasterización al ecosistema de Darksiders es el rendimiento y otros aspectos a tener en cuenta.

La versión para Wii U queda limitada en 30fps

Lo más notable que se ha mejorado respecto a las versiones de Playstation 3 y Xbox 360 es la tasa de frames por segundo. En esta remasterización, tanto PS4 como Xbox One alcanzan los 60fps a 1080p de resolución (Wii U se queda en unos modestos 30pfs). Se nota en exceso la fluidez en los momentos de plataformas y en las batallas, especialmente en aquellas con una gran cantidad de enemigos. Mientras que en la generación anterior se sucedían ralentizaciones dependiendo del escenario, la Warmastered Edition se siente completamente fluida.

Darksiders Warmastered Edition_20161214152929

No se queda sólo en los fps o en la resolución de pantalla que alcanza el título. Además de presentar una mayor cantidad de texturas, se han añadido efectos de luz, efectos de postprocesado, mejor aplicación en cuanto a sombreado o en la distancia de visión… en general, se ha intentado que todos los defectos técnicos que tuviera el original fueran paliados para las versiones actuales. Y vaya sí se ha conseguido.

El juego sigue manteniendo el mismo estilo artístico, como hemos dicho, pero es en su capacidad técnica donde se vuelve una experiencia verdaderamente disfrutable, respecto a las versiones para Playstation 3 y Xbox 360.

Conclusión

No podemos decir que estemos ante la remasterización del año. Hay muchos elementos que no se han tenido en cuenta a la hora de pasar el título desde la generación anterior a la actual y, aunque se agradece que los modelados de los personajes se hayan potenciado respecto a sus versiones pasadas, los escenarios huecos y sin apenas definición en cuanto a sus texturas no terminan de agradar para los que ‘ya lo han visto’.

El conjunto general sigue siendo espectacular, pero no justifica dar el salto de una generación a otra en un juego que ya experimentamos y que dio todo de si mismo. Es cierto que notaremos mayor velocidad al haberse aumentado la tasa de frames, menos ralentizaciones y un mayor número de efectos que hacen el entramado visual más atractivo. Aún con todo ello, puede que sintáis que estáis pasando por la misma experiencia otra vez. Tened en cuenta que el precio es verdaderamente reducido; a pesar de ello, pensad si os merece la pena pagar de nuevo por estos 60fps y 1080p.

No obstante, si no sois usuarios de Playstation 3 o Xbox 360, o si nunca llegasteis a ser partícipes de la historia del Darksiders original, la Warmastered Edition es una compra obligada. Os esperan decenas de horas por delante, un mundo enorme y una historia bastante original. Como mencionamos, es uno de los grandes títulos de la pasada generación, y uno de los mejores hack & slash que encontraréis; mayor excusa para comprarlo aún pues se encuentra a un precio bastante irrisorio para tratarse de un título con tanta diversión y posibilidades.

Darksiders Warmastered Edition_20161214152514

Darksiders Warmastered Edition está disponible para Xbox One (19,99€), Playstation 4 (19,99€) y Wii U (19,99€).

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *