Ludoqia » Análisis » Análisis: F1 2012

Análisis: F1 2012

22 octubre 2012

Codemasters Racing lanzaba el juego oficial de la actual temporada de Fórmula 1 cuando esta estaba en su punto más reñido hace unas semanas. Un panorama que seguro que más de un seguidor de la competición automovilística querrá experimentar de nuevo. Para satisfacer a los fans el estudio británico se ha puesto las manos a la obra y no solo trae las actualizaciones más importantes de la F1 sino que mejora otros aspectos del juego.

Nos encontramos ante posiblemente el último título basado en esta competición en el que salga Michael Schumacher. Asimismo incorpora el nuevo trazado de Austin, tiene en cuenta los cambios de escuderías como los renombramientos de Virgin a Marussia, Renault a Lotus GP y Lotus a Caterham, y retornos de pilotos como Raikkonen o Grosjean a las parrillas. En definitiva, que todo está al día en el mundillo virtual de Ecclestone.

Sin embargo, lo verdaderamente novedoso es el trabajo que hay detrás de F1 2012 para corregir varios defectos de la entrega anterior de la saga. Codemasters ha podido, esta vez sí, esmerarse más con apartados clave en un juego de Fórmula 1. Y, simultáneamente, ha depurado otros contenidos para olvidar los experimentos raros y centrarse en lo esencial.

Gráficos

El título de esta temporada de F1 ha conservado los puntos fuertes del anterior y ha subsanado errores serios. La buena calidad de la iluminación, efectos especiales (humo, lluvia, polvo…) y recreación de coches y circuitos sigue presente. Y la correcta presentación de los menús e interfaces tampoco se ha marchado. Pero ahora hay que sumar nuevos aciertos a la lista.

Atrás quedan los escasos daños en los vehículos. Ahora se deforman más y por ejemplo se caen las ruedas en grandes accidentes. Aunque sin llegar al nivel de un Burnout, que no se trata de hacerlo macabro. Los cielos de los circuitos han mejorado mucho su realismo y su luz, así como el asfalto. El coche de seguridad está bastante mejor acabado y ya no se nota ningún popping ni parpadeos en situaciones como choques múltiples.

Para el año que viene, Codemasters Racing tendrá pendiente prestarle algo más de atención a los modelados de personajes y objetos en los boxes. Si bien en las escenas cinemáticas no hay nada que objetar, antes de cada prueba si uno echa la vista fuera del monitor sobre el coche seguirá percibiendo texturas pobres, como logotipos demasiado pixelados, e iluminación algo mediocre.

Jugabilidad

El mejor apartado de F1 2011 vuelve con fuerza este año. El juego ha mantenido las enormes posibilidades de personalización del nivel de dificultad del juego y del manejo del coche, por lo que sigue siendo apto para todo tipo de públicos. Y de nuevo es destacable cómo cambia este último parámetro cuando hay daños mecánicos, lluvia u otras condiciones adversas. La única leve diferencia destacable en la física es que ahora al quitar el control de estabilidad el coche no es del todo indomable. Sin embargo, sí se nota que subvira con más facilidad incluso cuando está activado y hay que tener más cuidado al salir de las curvas.

Los niveles de dificultad de la IA son idénticos en esta entrega, habiendo notable cambio entre Amateur y Normal, mientras que Profesional es parecido a este último. La progresión igualmente repite las sucesivas subidas del nivel de reputación del piloto, pero esta vez no implican nada importante más allá de medirse con el compañero de equipo u otros jugadores en línea. Y el coche ya no tiene las mejoras desbloqueables que había, sino que en el modo “Trayectoria” se van instalando automáticamente.

Hablando de modalidades de juego, estas se han reformado en F1 2012 y ya no hay que recurrir al multijugador para alargar el título. Para empezar, antes de entrar a cualquier otro hay que pasar una escuela de pilotos, con dos jornadas de diferentes pruebas cada una. Lo malo es que se hace escasa y en media hora se agota su vida útil. En cuanto al modo principal, “Trayectoria”, este abandona la ambientación de motorhome y oficina personal para pasar a clásicos menús, mucho más directos y sencillos, aunque le quita realismo al juego. Sigue habiendo objetivos del equipo, enfrentamientos con el compañero y ofertas nuevas a medida que se ganan eventos. Pero no hay que aguantar las entrevistas repetitivas de antes.

Codemasters ha añadido un modo derivado de este, “Mundial Exprés“, con clasificaciones de una vuelta y carreras de cinco, además de que la temporada tiene solo 10 Grandes Premios. Ideal para los que prefieren ir al grano cuanto antes. Los eventos sueltos en solitario se han sustituido por “Carrera Rápida“, en el que no se puede escoger que haya prácticas o clasificación. A cambio se han incluido en un apartado independiente dos modos nuevos: uno es el “Modo Campeones“, en el que hay que enfrentarse a los seis campeones mundiales de la temporada 2012 en diferentes circuitos y condiciones especiales, algo así como si fueran “jefes finales”; el otro es “Cronos de medalla“, unas contrarrelojes con coche y condiciones meteorológicas prefijadas. De nuevo se quedan escasas como ocurre con la escuela de pilotos y no tienen mucho valor una vez superadas.

En la gama de modos multijugador se agradece que siga la configuración a pantalla partida. Sin embargo, se echa en falta otra vez la posibilidad de hacer un campeonato entre dos la cual sí existe en línea. Esta variante continúa llevándose el grueso de modalidades, la mayoría heredadas de F1 2011. Destacan los nuevos desafíos que Codemasters publica en Racenet, su plataforma en línea para sus títulos de conducción. No obstante, por ahora no son más que cronos en las que cualquiera puede meterse y tratar de batir los tiempos de los demás. Lo bueno es que cuando caducan, los primeros se llevan bastantes puntos para su nivel de reputación.

Sonido

Es el apartado de F1 2012 que menos ha variado con respecto a F1 2011. Los efectos de sonido son iguales, el doblaje también y la música, electrónica y no demasiado cargante, de nuevo está relegada a los menús. El ingeniero ofrece comentarios por radio más frecuentemente que antes y dando más clases de datos, aunque no llegan tampoco a brillar por su originalidad.

Conclusión

Con unos astutos remiendos en los gráficos, los efectos visuales y una reorganización más racional de los modos de juego, Codemasters Racing logra dar con F1 2012 una impresión general mejor que la entrega precedente. Unas cuantas texturas por depurar y unos pocos huecos que cubrir en la oferta de modos multijugador no desmerecen un producto todavía imprescindible para los amantes de la Fórmula 1.

Puntuación: 8,5

F1 2012 disponible para PS3 y Xbox 360 por el precio recomendado de 60,99 euros y para PC por 36,95.

Tags: ,
Artículos recomendados PUBLICIDAD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Enlaces a esta entrada

  1. Bitacoras.com 22 octubre 2012

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información