5 septiembre 2016 Análisis, PC, PS4, RPG, sandbox, Xbox One

fallout4

El largo y raro viaje por el que nos han llevado los DLC de Fallout 4 ha llegado a su fin. Nuka – World cierra los contenidos descargables previstos para este RPG y lo hace poniendo a disposición de los jugadores una ampliación ambiciosa similar a lo que fue Far Harbor en su día. Bethesda explora con Nuka – World una tierra incógnita hasta la fecha al permitir a sus jugadores formar parte de los saqueadores, sin duda uno de los grupos más heterogéneos y sangrientos de todo el yermo.

Casi como si de una broma se tratase, o de un retorcido chiste más bien, Nuka – World se desarrolla en un parque temático infantil, en el que la bebida favorita del yermo nuclear es la protagonista: la nuka – cola. De esta modo, Nuka – World concentra en un único emplazamiento de gran tamaño dos elementos característicos de la saga para meternos de lleno a los jugadores en una nueva aventura que si bien no resulta demasiado ambiciosa, sí que es capaz de ofrecer un buen puñado de horas de diversión al más puro estilo de Fallout 4.

nukaworld

Y eso se traduce en tiroteos y luchas constantes, aunque también es cierto que hay algunas situaciones que pueden resolverse por otros medios, la violencia sigue siendo la vía por excelencia a la hora de progresar en Fallout 4. Quizá lo más positivo de Nuka – World sea que por una vez nos permite encarnar a los “malos” mientras que los despiadados saqueadores son quizá los mayores representantes de esta maldad. A lo largo de las misiones de este DLC, podremos llegar a controlar a estas bandas con las que incluso es posible saquear asentamientos del juego base. Algo que no a todos los jugadores gustará, aunque sí es cierto que Nuka – World deja abiertas las puertas a otras vías, aunque esto es algo que es mejor descubrir por uno mismo.

Fallout 4: Nuka – World vuelve a ofrecernos un gran escenario que podemos recorrer con cierta libertad. Las únicas limitaciones las encontraremos al comienzo del DLC, donde tendremos que hacer una misión bastante lineal y que tras superarla podremos acceder al área en la que se desarrolla este contenido descargable. Una zona bastante diferente a lo que habíamos visto hasta ahora en lo que se refiere a decoración y estética, que aporta colorido y que se aleja de la apariencia típica de la saga. A pesar de todo, no hubiese estado de más la incorporación de enemigos nuevos y no meros cambios de color.

nukaworld1

Para acceder a Nuka – World tendremos que tener un buen nivel y equipo, ya que los enemigos son bastante duros. Si cumplimos el requisito de nivel, llegará hasta nuestro Pip-Boy un mensaje de radio en el que se nos dará los pasos a seguir para iniciar las misiones del DLC. Las calidad de las misiones sigue la tónica habitual de Fallout 4, que podemos calificar como poco inspiradas, aunque es algo que se mitiga un poco por la temática y la posibilidad de convertirse en saqueador. En cualquier caso, si esperabais una trama profunda, no la vais a encontrar en Nuka – World.

Lo que sí vuelve a ser un éxito por parte de Bethesda es que sigue siendo muy interesante explorar las distintas zonas que comprende Nuka – World. Hay multitud de secretos y pequeños guiños así como coleccionables que nos proporcionan nuevas habilidades y aptitudes, pero también armas y equipo diverso. Como no podía ser de otra forma, muchas de ellas están relacionadas con la nuka-cola, lo que aporta un poco de coherencia a esta estrafalaria aventura. Quizá una vez más lo peor de todo sea el constante asedio al que somos sometidos por todo tipo de peligros del yermo, lo que puede hacer que los personajes con un equipo más pobre puedan llegar a ser abrumados.

nukaworl2

Conclusión

Fallout 4: Nuka – World es sin duda el otro gran DLC de Fallout 4. Parece una obviedad, pero es cierto que entre tanto contenido descargable centrado en la creación de asentamientos, pudiésemos disfrutar de ampliaciones más tradicionales y con más “chicha”. Pese a que Nuka – World ofrece un desarrollo bastante lineal y poco inspirado en general, lo cierto es que al acercarnos a los saqueadores como una facción que podemos integrar su originalidad se dispara. Es cierto que el resultado final es poco ambicioso, pero dentro de los cánones de Fallout 4 resulta incluso revolucionario.

Pese a que esté íntimamente relacionado con el universo de los saqueadores, lo que hace que pueda no gastar a muchos jugadores, Nuka – World es más flexible de lo que pueda parecer en un primer momento. Es un contenido al que merece la pena dar una oportunidad aunque solo sea por explorar la nueva zona que aporta, la cual resulta muy vistosa y completamente única si la comparamos con cualquier otra zona del yermo.

Ahora bien, Nuka – World no añade modificaciones de importancia a Fallout 4 por lo que si la base no consiguió convencerte, este DLC tampoco lo hará. En cambio, para los enamorados de este título Nuka – World es una pieza imprescindible, ya que amplía la base jugable de forma sustancial al igual que hizo Far Harbor en su momento. El viaje por Fallout 4 termina aquí, así que nada mejor que tomarse un descanso en este particular parque temático acompañado de una nuka-cola fresquita. Y quién sabe, quizá conquistar el yermo al mando de una banda de saqueadores ya que la guerra nunca cambia.

Fallout 4: Nuka – World está disponible desde el 30 de agosto de 2016 para PC (19,99 euros), PS4 (19,99 euros) y Xbox One (19,99 euros).

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *