25 junio 2017 Análisis, Conducción, Nintendo Switch

2017051622492100-16851BE00BC6068871FE49D98876D6C5

Nintendo es una empresa diferente en esta industria, no es la única que rubrica sus producciones con una huella propia, pero tienen una forma muy concreta de hacer las cosas y eso les caracteriza. Los de Kioto se separan del resto hasta para remasterizar o portear sus juegos de anteriores generaciones.

Y con ese intento de segmentarse nos llega Mario Kart 8 Deluxe. Un port de la versión de Wii U que ofrece todos los DLCs lanzados para el juego, novedades en varios frentes y una característica que no se remarca por ser inherente a Switch, pero que es importante: portabilidad. Puede parecer baladí, pero ofrecer juegos que anteriormente eran exclusivos de sobremesa para poder ser jugados de forma portátil en otro sistema, me parece una razón más que convincente para remasterizar o portear productos de anteriores generaciones.

En el caso que nos ocupa estamos ante uno de los mejores Mario Kart y un obligatorio si no tuvisteis el gusto de disfrutarlo en Wii U.

Mario Kart 8: el juego

Nintendo innova lo justo en su saga de velocidad. La clave está en introducir novedades en puntos muy concretos para permitir que el juego aparezca rejuvenecido, pero a la vez sea continuista con su fórmula. Es un equilibrio complicado de conseguir y con Mario Kart 8 no solo se logró, sino que se alcanzó la idealidad jugable.

2017051720252400-16851BE00BC6068871FE49D98876D6C5

Esta idealidad se obtuvo con un diseño de los entornos más competente que en anteriores ocasiones. En Wii y en 3DS, los circuitos eran demasiado abiertos o anchos. En el Mario Kart de Wii tenía cierto sentido porque facilitaba la conducción con el sensor del mando, pero en 3DS facilitaba en exceso la conducción en 150cc. Ese pequeño contratiempo se ha solventado con mucha inteligencia en Mario Kart 8 a través de una conducción más exigente con el jugador. En esta ocasión es perceptible el cambio de superficie y el manejo, aunque sencillo, es más complicado de dominar al 100% a gran velocidad combinando con el sistema de derrape. No es nada difícil, pero se agradece una conducción tan sutil que además incluye una curva de aprendizaje magnífica.

Parece algo menor, pero ese ajuste en la jugabilidad equilibra perfectamente el diseño de los circuitos e incluso justifica ese espacio extra que anteriormente se quedaba en desuso por incluir una conducción más plana y menos detallista.

Otra novedad primordial de este Mario Kart 8 son los segmentos anti-gravitacionales. No modifican la conducción, pero sin embargo añaden más verticalidad y opciones a los circuitos. En algunas ocasiones nos puede interesar virar a un segmento de este tipo por añadir zonas de turbo o porque nuestra conducción se adapta mejor al diseño concreto de esa pista. En definitiva, añade opciones, aunque admito que en Toad’s Highway su incorporación creo que destruye el diseño de jugabilidad de esa pista. En el resto sin tacha.

2017051922012400-16851BE00BC6068871FE49D98876D6C5

Termino sección para comentar que el juego está inundado de detallitos en la conducción, en las reacciones de los personajes y en otros apartados que encumbran el acabado del producto.

Mario Kart 8 Deluxe: las novedades y la conversión

Mario Kart 8 Deluxe es eminentemente el mismo juego aparecido en Wii U –incluso comparten el mismo menú principal-, pero incluye novedades. El modo Batalla incluye nuevos modos de juego. Anteriormente, era un modo básico en el que simplemente podíamos jugar a pinchar los globos del contrario y en Deluxe se han añadido 4 modos de juegos que incluyen dinámicas típicas de otros títulos con multijugador, pero con mecánicas de conducción arcade. Mi favorito es “Asalto al Sol“, una especie de atrapa la bandera donde tendremos que recoger un sol y el resto de adversarios intentarán arrebatárnoslo. Al golpearnos perderemos el sol que podrá ser recogido por otro jugador. Es un modo muy caótico, pero también muy divertido. El modo batalla ahora justifica con modos y buen hacer que le dediquéis mucho tiempo.

2017060108122200-16851BE00BC6068871FE49D98876D6C5

En el plantel de personajes se han añadido a los Inklings de Splatoon y a tres enemigos de Mario (Rey Boo, Huesitos y Bowsy). El modo 200cc está disponible desde el inicio y para los principiantes tenemos una ayuda en la conducción que les impedirá salir de pista. Este añadido equilibra la conducción más exigente de este juego para los usuarios menos hábiles.

Otra novedad que puede dar juego en las partidas multijugador es el doble objeto. Ahora al pasar por las zonas de recogida de ítems, podremos recoger dos objetos a la vez (o añadir un segundo artículo si ya contábamos con uno). Si vamos en una posición muy retrasada es posible que nos toquen dos objetos de valor para conseguir remontar. En el tema objetos también tenemos dos nuevos juguetes: la pluma (para realizar saltos) y el fantasma Boo (para desaparecer).

2017051920192000-16851BE00BC6068871FE49D98876D6C5

No estamos ante una lista infinita de novedades, pero el modo batalla parece otro y se han añadido cositas que mejoran el producto.

La conversión está a un gran nivel. En modo sobremesa el juego luce de escándalo con esa limpieza y ese acabado tan pulcro. En portátil se reduce la resolución, pero tener un juego de esta calidad en modo portátil es una bestialidad. En ambos casos el rendimiento es muy bueno. Quizá, por poner un pero, el manejo es menos agradecido al dividir los Joy-Cons, pero permite que podamos echarnos una partida con alguien en cualquier lugar y eso prima.

Conclusión

Poco que decir de un juego que ya estaba a un nivel inmenso en Wii U y que aparece mejorado en Switch. El modo portátil se disfruta muchísimo y en sobremesa ya sabemos de lo que es capaz. Las novedades puede que no justifiquen la adquisición del producto para todos aquellos que ya lo tuvieron en Wii U, pero si vais a jugarlo fuera de casa, la cosa cambia. Además, el modo batalla ahora sí que está a la altura del resto del contenido.

2017051920171700-16851BE00BC6068871FE49D98876D6C5

Mientras esperamos una entrega creada de cero para Switch, este Mario Kart 8 Deluxe es de lo mejorcito que se puede comprar a día de hoy para la híbrida de Nintendo.

Mario Kart 8 Deluxe ya disponible para Nintendo Switch (49,90€).

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *