8 mayo 2017 Acción, Análisis, PC, PS4, RPG

NieR:Automata_20170423004927

Los juegos de autor tienen cabida en nuestra industria. Esta forma de facturar juegos que no se crean para satisfacer a una mayoría de forma automática tiene un oasis en los títulos indie, aunque Yoko Taro es diferente y siempre ha gozado de la confianza de Square. Con Drakengard fue capaz de crear buenos juegos con un presupuesto ajustadísimo, pero la revolución Taro llegó con el primer NieR. Una suerte de spin-off de Drakengard, discreto en la parcela técnica, pero que encandilaba por su trama y por hacer las cosas de una forma diferente.

Ese embrujo se ha repetido con NieR: Automata. Un juego desarrollado por Platinum Games bajo la dirección de Yoko Taro, con un mayor presupuesto y que es probablemente uno de los mejores juegos del año. Ninguna tontería si tenemos en cuenta la competencia que existe este año en ese terreno.

Bienvenidos al mundo postapocalíptico de NieR: Automata con 2B y 9S.

Apartado técnico

Yoko Taro dijo hace tiempo que tener a Platinum Games desarrollando el juego le permitía liberarse de la parte técnica y así podía tener más tiempo para beber, estado en el que es más productivo en la creación. Fuera de la broma, Taro tenía razón en una cosa: hasta ahora nunca había estado respaldado por un equipo tan competente como el de Platinum y eso es algo que se nota en Automata.

El juego no posee un apartado técnico soberbio, pero está varios cuerpos por delante de lo que se acostumbraba a ver en un juego de Taro. Automata peca en el rendimiento. Sorprende la reducción de fps al navegar en ocasiones por el escenario y que en los combates el producto funcione de forma fluida (en la mayoría de ellos). Le falta un punto de optimización. En el resto, el rendimiento es más que aceptable y los 60fps se disfrutan mucho en los combates más dinámicos con los jefes. Negativamente, muchas texturas y modelados son discretos, pero no es algo que afecte a la inmersión.

NieR:Automata_20170326163042

Nos encontraremos en un mundo caustico y triste con un apartado artístico interesante. Técnicamente ya he mencionado que no es puntero, pero se agradece esa puesta en escena tan fría que conecta perfectamente con la trama. De su campo técnico destacaría el tamaño de algunos enemigos, el buen resultado que ofrecen algunos efectos y el modelado de los personajes principales. 2B y 9S, sobre todo la primera, están muy bien facturados. Las animaciones se han conectado muy bien y están conseguidas.

Dentro de lo humilde que ha debido ser el presupuesto de Automata, se ha sacado partido a los recursos que han tenido.

Jugabilidad

Platinum Games no es el estudio más versátil que existe en el mercado, pero lo que hacen lo hacen muy bien y en NieR: Automata han vuelto a dar una lección magistral de cómo debe construirse un juego de acción. Aunque en el caso que nos ocupa, la fórmula se ha expandido con dinámicas de RPG en un mundo abierto sencillo.

NieR:Automata_20170404205757

NieR: Automata es eminentemente un hack & slash. 2B podrá ejecutar a sus enemigos utilizando un sistema de combinación de armas que funciona como un reloj suizo. Habréis visto que nuestra protagonista aparece portando dos armas levitando a su espalda, pues a cada una de estas armas le corresponde un botón de ataque. Podremos realizar una gran variedad de combos con cada arma y al pulsar el botón correspondiente al otro arma se conectarán los combos para continuar atacando con la otra fuerza de ataque. De forma estándar, se comenzará con una configuración de arma rápida (catana) en un botón y un arma más pesada y dañina en el otro. Una suerte de ataque débil-rápido con un botón y lento-fuerte con el otro materializado en diferentes armas. Podréis combinar dos armas pesadas, dos rápidas o dar preferencia a un tipo de arma frente a la otra. Al gusto.

Este sistema se complica con la existencia de los chips. Estos chips que iremos encontrando al derrotar a los enemigos o explorando el escenario, añadirán diferentes características pasivas y activas a nuestro personaje en diferentes campos. Por ejemplo, pueden ayudarnos a recuperar vitalidad de forma automática o pueden incrementar la defensa o el ataque. No podréis activar un número infinito de chips, sino que estaréis limitados un número concreto de bahías. Se trata de un sistema que tiene más profundidad de la que parece, porque incluso pueden desbloquearse nuevos combos al utilizar unos chips en concreto. El juego permite seleccionar unas configuraciones automáticas que os cargarán chips enfocados a la defensa o a ser más ofensivos si así los deseáis, sino podéis combinar estos chips para crear un perfil personalizado.

NieR:Automata_20170405204841

Volviendo a las armas, aunque su número no es muy extenso, estas incluyen una buena variedad de recursos de ataque contra los enemigos. Su extensión, potencia de ataque estándar o su cadencia está perfectamente definida. De vosotros depende que queréis utilizar en función del tipo de enemigo que tenéis enfrente.

2B se verá respaldada por 9S y por su vaina. Esta vaina es una especie de robot que ayudará a nuestra protagonista en las tareas de combate y de movimiento, aunque principalmente es un arma ofensiva. Podremos comprar diferentes ataques para la vaina e incluso podremos incrementar su nivel si poseemos los artículos necesarios para ello. Este compañero podrá disparar sin límite a los enemigos (podremos atacar con 2B y apuntar/disparar con la vaina de forma simultánea) y al utilizar sus habilidades se requerirá un tiempo de espera para volver a utilizar su ataque especial.

La alianza entre Yoko Taro y Platinum Games nos ha dado uno de los mejores juegos del año
NieR: Automata carece de movimientos de bloqueo para la defensa (excepto si optáis por un módulo de defensa en la vaina). Para defenderos del ataque de los enemigos tendréis que hacer uso de la evasión. Un sistema que nos permitirá evitar el ataque del contrario si se pulsa el botón vinculado a esta acción en el momento correcto. No demanda una ejecución milimétrica y es sencillo evadir y atacar de forma inmediata. Está equilibrado de forma muy fina, porque exige cierta velocidad de actuación, pero no ahoga. Una dinámica muy divertida y a la que se le coge el punto de forma inmediata.

El juego es muy divertido por su combate. Un combate con su profundidad y bien equilibrado. Este NieR ofrece los mejores momentos para poner a prueba este sistema en los jefes. Tendremos jefes con un desarrollo trabajado y que incluyen dinámicas de “shmup”, es decir, de matamarcianos clásico, algo que también se extiende a los enfrentamientos con los enemigos ordinarios. Esta mezcla de acción hack & slash clásica con ataques típicos de esos shooter y evasiones de ese mundo, pero llevadas al terreno de este tipo de juegos de acción encaja perfectamente. No querría extralimitarme, pero os confesaré que estás mecánicas de shooter también se abordan desde una perspectiva más cercana en Automata.

NieR:Automata_20170413015529

En el juego ganaréis experiencia al derrotar a vuestros enemigos. Al acumular experiencia podréis subir de nivel y mejorar a 2B. La subida de parámetros es automática como en muchos RPG japoneses. Directamente importado de Dark Souls tenemos que al morir, nuestro cuerpo se quedará en la zona en la que habéis perecido. Este cuerpo almacenará la experiencia acumulada, la configuración de chips y alguna cosilla extra. Si perdéis la vida antes de recuperar el cuerpo o pasa un tiempo considerable, perderéis lo que tenía almacenado ese cuerpo. También encontraréis cuerpos de otros jugadores por el escenario. Podréis absorberlos o utilizarlos como aliados.

Al explorar el entorno y derrotar a vuestros enemigos adquiriréis diversos artículos. Estos objetos pueden utilizarse para construir nuevos ítems, para venderlos o dependiendo de la naturaleza de los mismos pueden utilizarse directamente. El sistema de crafteo es limitado y se cerca a la construcción de objetos y a la mejora de armas principalmente.

Estamos en un mundo abierto que será necesario explorar y descubrir para lograr nuestros objetivos. Objetivos diseminados en forma de misiones secundarias o principales. Muchas de estas misiones secundarias son un mero trámite, pero aviso que muchas será necesario completarlas para desbloquear misiones principales que os darán información imprescindible para armar el complejo puzle que compone la trama de Automata.

NieR:Automata_20170413021317

NieR: Automata es inmensamente bueno, lo cual no quiere decir que sea perfecto. El juego evidencia que el presupuesto es el que era y aunque incluye muchos elementos construidos con un ingenio sensacional para los límites con los que ha contado existen aspectos a mejorar. Uno de ellos sería el desarrollo de algunas misiones secundarias demasiado secas. Otro punto de mejora es el diseño de su mundo abierto. Bien conectado, pero con segmentos un poco estériles. No ayuda a este mundo abierto la reiteración de enemigos y el escaso número de contrarios que nos encontramos en este mundo tan caótico y deshumanizado. El mapa me parece muy engorroso, uno aprende a entenderlo, pero no llega a cogerle cariño. Y principalmente, poco más que destacar como elementos a perfeccionar.

La trama y su dinámica

La trama de NieR: Automata es excelsa y no es habitual que utilice ese adjetivo en un videojuego, pero esa excelencia se alcanza al terminar el juego tres veces. Al terminar el juego una vez solamente habréis descubierto una porción de la historia que arma este Automata. Esta segunda y tercera vuelta extra al producto se acompaña de cambios de perspectiva en los personajes, novedades argumentales, nuevas mecánicas de juego y reiteración. No todo será nuevo y volveréis a completar segmentos que ya os habíais pasado antes, pero vale la pena invertir un tiempo extra para desvelar lo que esconde el guion de Automata.

NieR: Automata tiene, posiblemente, la mejor BSO de la generación
No quiero entrar en detalles, ni quiero chafar ninguna sorpresa, pero no os quedéis en una única vuelta y metáis el juego en un cajón porque os vais a quedar con una trama cerrada, pero no terminada y solamente habréis descubierto una parte de lo que Automata tiene que ofrecer y no me refiero solamente al argumento.

Una vuelta se puede completar en unas doce horas. El juego al completo se puede ir hasta las 25 o algo más aproximadamente. Termino sección con un último consejo, elegid el nivel difícil de dificultad. El nivel normal es asequible y creo que está mejor equilibrado en difícil (se disfruta más y no es demasiado exigente).

NieR:Automata_20170414210730

Sonido

NieR: Automata tiene -posiblemente- la mejor BSO de la generación. Keiichi Okabe ha creado una banda sonora espectacular con temas variados, arreglos muy inspirados y que presentan una sonoridad increíble. La épica de ciertos momentos de la trama no sería la misma sin estas líneas de audio.

NieR:Automata_20170416131704

El juego también está a un gran nivel en sus voces. Tanto si optáis por escuchar las voces en japonés como en inglés, se ha cuidado mucho que los actores encajen con la personalidad de los protagonistas. Para un juego que no busca –ni va a encontrar- grandes audiencias es encomiable que cuente con subtítulos en castellano.

Su apartado sonoro es un regalo y pagaría gustosamente dinero por poder escuchar estas canciones en directo.

Conclusión

La alianza entre Yoko Taro y Platinum Games nos ha dado uno de los mejores juegos del año. Un producto de acción con componentes de RPG en un mundo abierto simple, pero lleno de carisma gracias a sus personajes y la trama tan apasionante que presenta. Jugablemente, estamos ante un ejercicio de solvencia milimetrada y para redondear la BSO es inmensa.

NieR:Automata_20170422091627

Pocas cosas se le pueden echar en cara a este juego. Los enemigos podrían ser más variados, algunas misiones secundarias se podrían haber diseñado con más mordida o incluso admito que tener que terminar el juego tres veces es algo que puede criticarse, pero está implementado con mucho ingenio y se incluyen novedades a todos los niveles para justificar estas vueltas adicionales. Incluso con sus fallos estamos ante un juego de autor, ante algo diferente que merece la pena degustar. Más que recomendado, obligatorio.

Espero que esta colaboración entre Taro y Platinum se continúe en un futuro con otro juego.

NieR: Automata ya a la venta en PS4 (57,90€) y PC (49,95€).

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *