23 enero 2012 Acción, Análisis, Aventura, Playstation 3

Muchos recordaréis al genial Abe, el protagonista del primer juego de la saga Oddworld que salió para la gran PSX.

Su simpatía, su original propuesta y un universo de fantasía totalmente impresionante, junto a un doblaje al español que, por aquellos tiempos, era algo muy extraño, conformaron un cóctel innovador y fresco que gustó tanto a crítica como a público.

El idilio con Sony parecía que sería eterno, pero llegó Microsoft y se hizo con la exclusividad de la saga, todo un golpe de efecto, para su flamante XBox.

Es entonces cuando se presenta el juego objeto de este análisis: Oddworld Stranger’s Wrath, todo un alarde de originalidad y una nueva vuelta de tuerca a la saga, dejando de lado los puzzles y abrazando la aventura y la acción a partes iguales. El resultado fue un gran juego que ahora da el salto a la alta definición como título de descarga directa para PS3 (extrañamente y debido al límite de 2Gb impuesto por Microsoft se queda, por ahora, lejos de XBox 360, paradojas de la vida…).

Acompañanos junto a Stranger, extraño cazador de recompensas en la búsqueda de dinero con el que poder curarse.

Apartado Técnico

EL trabajo de los chicos de Just Add Water con la conversión de este juego a la alta definición se puede definir como impresionante.

La calidad del acabado técnico en general es sublime. El acabado de Stranger, los demás habitantes así como los enemigos rallan a un gran nivel, siendo reseñable el trabajo del estudio con el remodelado de éstos.

Pero es que la originalidad de la que hace gala el título es su gran seña de identidad, como lo es del resto de la saga.

Los escenarios (montañas, fábricas, granjas…) están recreados de una manera notable y aunque ciertas texturas nos “recuerden” de vez en cuando que estamos ante una revisión en HD de un juego de XBox, hay que reconocer el gran trabajo del estudio, que deja a muchas de las revisiones en HD aparecidas hasta ahora en muy mal lugar.

También hay que tener en cuenta que este juego salió para XBox en 2005, fecha en la que también salió a la venta su sucesora, la XBox 360, por lo que es de suponer que sus desarrolladores pudieron exprimir el apartado gráfico de la consola como sólo puede hacerse en sus últimos años de vida.

En resumen un apartado técnico que no defraudará ni a quien jugó al título original ni al que le de una oportunidad en la actualidad.

Jugabilidad

Una particularidad que puede sorprendernos en nuestra primera toma de contacto con el juego es la posibilidad de jugar tanto en tercera persona, a la hora de recorrer los escenarios, y la primera persona, cuando con nuestra ballesta usaremos el poder de unos bichejos para acabar con los enemigos.

Porque uno de los aspectos más originales que tiene el juego es que la munición está “viva”. Son pequeños animales salvajes que tendremos que cazar para poder usarlos (pues se van acabando conforme los usamos), cada uno con una característica única y que iremos conociendo conforme avance la historia.

Historia que nos pone al mando de Stranger, un extraño cazarrecompensas que debe hacer todo lo posible por cazar a cuantos más villanos pueda para poder costearse una enfermedad que puede acabar con su vida.

Para ello podemos hacerlo de dos formas diferentes, como en el salvaje oeste: entregándolos vivos o muertos. Si los entregamos vivos nos darán mucho más dinero (moolah) con el que comprar tanto “munición” como nuevas características para nuestro inventario o nuestra arma.

Otro de los elementos que hacen de este juego algo tan innovador es el medidor de vida del personaje. Cuando nos ataquen podremos obtener vida dándole al triángulo, con lo que nos quitaremos los proyectiles enemigos que tengamos clavados, pero consumiremos energía. Así que debemos tener siempre muy en cuenta ambas barras, pues la energía se va autorrellenando, pero si se acaba no podremos llenar nuestro nivel de vida si es que lo necesitamos, poniéndonos en una situación bastante peligrosa.

La conjunción única que ofrece este juego, posibilitándonos jugar tanto en primera persona como en tercera y encima de una manera muy fácil y sin complicaciones de ningún tipo, lo convierten en una joya. Quizá muchos juegos conseguirían una jugabilidad mucho mayor si, a la hora de las batallas, se les diera la posibilidad de pasar a primera persona, donde se tiene una visión mucho más completa del objetivo.

El juego nos tendrá pegados a la silla al menos unas 12 horas, dependiendo de tu pericia y del nivel de dificultad elegido, aunque hay que tener en cuenta que en el nivel normal no es un juego fácil.

Sonido

Las melodías que acompañarán a Stranger en la caza de los más villanos forajidos le vienen como anillo al dedo, siendo el complemento perfecto a una aventura de estas características.

Uno de los defectos del juego original era que vino íntegro en inglés ( bastante contraste con el primer título de la saga). Pues bien, en esta ocasión la mayoría de los textos nos vienen en castellano. Sólo algunas conversaciones entre Stranger y los NPC y los insultos de nuestros enemigos no han sido traducidos, aunque si sabes inglés podrás oir alguno que otro.

Lástima que las voces ni hayan sido dobladas (cosa por otra parte totalmente normal cuando el original no lo traía) y tengan una calidad final por debajo de la calidad aceptable. Las voces de los NPC son difíciles de escuchar en la mayoría de los casos, siendo este el único pero que podamos ponerle al juego.

Conclusión

Oddworld Stanger’s Wrath es un juego genial que ya en su día mereció mucho más de lo que consiguió, quizá por salir en los últimos días de XBox o quizá por la competencia tan bestial del momento.

Un gran juego que demuestra que las conversiones en HD, en determinados casos, son necesarias. Más si cabe con un trabajo como el realizado por Just Add Water, que ha prometido que en el futuro dará soporte a Move y a las 3D. Esperamos que todas las que nos quedan por ver tengan la calidad que este atesora.

Nota Final: 8,5

Oddworld Strange’s Wrath está disponible en PSN al precio de 12,99€.

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 23 enero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *