16 julio 2012 Acción, Análisis, Aventura, Playstation 3

Esta ha sido la generación de las innovaciones en todo lo que atañe a los métodos de control. La estrategia a seguir por cada productora fue muy diferente, los resultados por desgracia distan mucho de la idoneidad. Determinadas fórmulas no se acoplan a las alternativas impuestas, quizá la norma exige la creación de nuevos géneros y no de intentar adaptar fórmulas ya conocidas.

Sony comenzó su periplo con Move hace un par de temporadas. La compañía presentó Sorcery como uno de esos juegos que aprovechaban el dispositivo de forma inteligente, es decir, un producto que justificase la existencia y adquisición de Move. Ahora llega el momento de valorar si esas afirmaciones encajan con Sorcery. Análisis a continuación.

Apartado técnico

Comencemos la casa por los cimientos, Sorcery está creado bajo Unreal Engine. Un motor adaptado con ciertas limitaciones en el hardware de PS3, pero completamente funcional. El sistema deficitario en la carga de texturas inicial aparece minimizado en Sorcery, se da en algunos compases, pero se solventa rápidamente. El problema en Sorcery es el framerate, nunca llega a ir del todo fino, pequeñas caídas al avanzar por los escenarios que provocan saltos en la animación. En mayor grado en entornos recargados de enemigos, nunca es del todo injugable, pero molesta que no sea suave y nos tengamos que acostumbrar a momentos con un movimiento fraccionado y torpe.

Por otro lado aparecen detalles que nos invitan a pensar que el juego ha carecido de tiempo para limarse al 100%. Fallos en la detección de los elementos del escenario o secciones puntuales donde el protagonista se queda encajado sin poder avanzar. Remarcar que durante mi partida a Sorcery en dos ocasiones he tenido que reiniciar en el último punto de control, ya que me ha sido imposible zafarme de esa trampa invisible.

The Workshop ha creado un mundo bello para Sorcery. El apartado artístico es de calidad, detallista e interesante. Los mundos recreados contienen un aire diferente, algo que les hace distanciarse de la norma. No esperéis un mundo genérico en este título. Técnicamente el juego posee una buena definición en los elementos, mucho color y un brillo bien dosificado. Todo encaja a nivel artístico, el periplo por Sorcery os invitará a descubrir entornos altamente interesantes. A nivel de efectos, algunos añadidos son algo pobres, pero otros se han trasladado con eficiencia al notable apartado visual del juego.

Jugabilidad

Como sabéis el título requiere de Move para ejecutarse. Navigator no será imprescindible, pero si recomendado. Si carecéis del mismo, el pad de PS3 sirve como apoyo (sólo será necesario utilizar un stick y L2, el resto de acciones se llevan a cabo con Move). El control con el mando de movimiento es ideal, se encuentra bastante pulido y recoge las acciones con diligencia, además, el apuntado es bastante sensible. Lanzar hechizos, pasar de una acción a otra o resolver los puzles que os encontraréis a lo largo del desarrollo será fácil ya que el control no limita vuestras opciones.

El gameplay se puede resumir de la siguiente forma: Avance medianamente guiado, se controla al hechicero, pero no la cámara, por tanto existen pocas alternativas en el avance, no existe un componente de libertad real, sólo se permite investigar a un nivel muy primario (recovecos en los escenarios o bifurcaciones del camino principal). De forma continua tendréis enfrentamientos contra hordas de enemigos. Estos encuentros se resolverán en función de vuestra habilidad para elegir los hechizos correctos y esquivar a vuestros contrarios. Por último aparecerán ligeros puzles ambientales para amenizar y enriquecer la jugabilidad. Tened en cuenta que sobretodo predomina la acción.

La simplicidad en el gameplay alberga un error jugable de primer orden: La cámara. Los escenarios se llenarán de enemigos y el juego nos orientará de forma automática hacia estos. Nosotros atacaremos al enemigo que queramos proyectando Move hacia un punto en concreto. Si la nube de enemigos se dispersa tendremos enemigos en nuestro frente y en nuestra espalda, irremediablemente tendremos que movernos para evitar sus embistes, pero estaremos rodeados y no podemos zafarnos de todos, porque siempre tendremos un punto ciego y el personaje sólo se moverá teniendo en cuenta un eje. El diseño de algunos mapas potencia este error.

Admito que aún contando con este fallo, el juego es divertido. Me ha entretenido acabar con tantos enemigos, cambiar de hechizos y utilizarlos en contra de mis perseguidores. Añado que la moneda del juego está muy equilibrada en la compra de elementos que potenciarán a nuestro personaje bajo los parámetros que creáis conveniente. La aventura es corta, pero cuenta con un aliciente para repetir y en los niveles altos de dificultad Sorcery es más disfrutable si cabe. Incluye enemigos finales, un añadido que va cayendo en desuso con el paso de los años. Como es lógico eliminarlos requerirá de seguir un patrón determinado.

Sonido

Sorcery no logra destacar en esta parte. Las melodías creadas para ambientar la BSO cumplen, pero carece un tema central épico, que llene de energía al coger el mando. Los efectos de sonido superan el corte y encajan. La producción es limpia y el equilibrado digno, no aparecen problemas de solapamiento.

Dos errores. El primero, vuelve a sacar a la luz la falta de un tiempo extra de pulido. En algunas secciones el sonido ambiental se corta de forma repentina y nos quedamos únicamente con los efectos. Algo que desluce los enfrentamientos, quedando huérfanos y secos. El segundo, la elección de la voz para doblar al personaje principal. Me quedo corto de adjetivos ante tan lamentable interpretación, de verdad, espero no volver a oírlo en un videojuego. Imaginad las consecuencias que tiene en la narrativa de la trama…

Conclusión

Sorcery es una apuesta sólida de Sony por el futuro de Move. Cierto es que cuenta con algunos errores que podrían haberse limado con un tiempo extra de desarrollo, otros habrían implicado un rediseñado más profundo que tocaría el núcleo del producto. El global convence y sobretodo, es divertido.

Sorcery aprovecha el control por movimiento de Sony y no obliga a adquirir Navigator para disfrutar con garantías del desarrollo. Su talón de Aquiles se materializa en la cámara y en la longitud del producto, el resto, reitero que cumple. Si queréis un juego para desempolvar Move, este es de bien/notable.

Puntuación: 7+

Sorcery ya a la venta en exclusiva para PS3. Distribuido de forma individual (40€) o en un pack conjunto con Move (75€).

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 16 julio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *