13 mayo 2013 Acción, Análisis, PSVITA, RPG

soul-sacrifice-walkthrough

Tu destino no está en tus manos. Horrorizado ves ante tus ojos como una persona es sacrificada. Esa persona estaba encarcelada, como tú. Viendo su final te das cuenta de cual va a ser el tuyo. De nada valdrán los lamentos ni las plegarias que lances. El lugar en el que te encuentras no sabe de segundas oportunidades… o tal vez sí. De repente, ante tu asombro, un libro comienza a hablarte. Te dice que si quieres salvarte hay una oportunidad: revivir acontecimientos pasados, conocer el pasado de un antiguo mago que tuvo relación con Magusar, el causante de la barbaridad que te espera a la vuelta de la esquina. Como a un clavo ardiendo, te abalanzas sobre el libro y comienzas a rememorar episodios que ya ocurrieron, a aprender ofrendas poderosas y a conocer a hechiceros, tanto buenos como malos, que te harán comprender que, una vez que la magia ha entrado en tu cuerpo ya no hay marcha atrás. También descubres que tener en tus manos tanto poder tiene sus consecuencias: deberás decidir si salvas a las almas convertidas en monstruos o sacrificarlas. Pero esa decisión no va a ser gratuita: todo pasa factura al final del día amigo mío…

Soul Sacrifice no da concesiones. Desde el primer momento te pone a los mandos de tu personaje, sin explicaciones, contra un enemigo de grandes dimensiones. Nada mejor para dejar claro desde el principio que no estamos ante el típico juego actual que parece ir sobre “railes”. Es por eso que quizás no sea un título que todos puedan saber disfrutar, pues con un poco de esmero Librom (el libro parlante) se despliega ofreciendo un juego muy completo, complejo pero generoso, que puede que no sea el que Vita necesita para revitalizar las ventas, sobre todo entre el gran público, pero que va a hacer al jugador de toda la vida muy pero que muy feliz.

SoulSacrifice140512

Apartado Técnico

Estamos ante el apartado que más dudas nos dio en nuestras impresiones con la versión preliminar. Si bien el resultado general ha mejorado con respecto a la misma, todavía quedan algunos aspectos por pulir, sobretodo en el tema de las texturas en los escenarios, con algunos problemas a la hora de mostrarse en pantalla. Lo curioso es que esto sólo ocurre en algunos escenarios, habiendo otros en los que este error no hace acto de presencia. A resaltar que, aun con enemigos de grandes dimensiones y con varios de ellos a la vez el juego aguanta el tirón sin ningún atisbo de ralentización, de forma muy fluida.

El título tiene un apartado artístico envidiable, con unos personajes excelentemente caracterizados y, sobre todo, unos escenarios impresionantes, con una temática cercana a la mitología que le queda como anillo al dedo a SS y un gusto por lo oscuro y lo macabro que le da una originalidad pocas veces vista en un juego de su estilo.

El problema es que no hay un mundo que recorrer. El juego está dividido en misiones y en cada una de ellas visitamos uno de los varios escenarios disponibles que tiene el título, algunos más grandes y otros más pequeños, pero de reducidas dimensiones todos ellos. Esta elección de diseño está claramente influida por el carácter portátil de el título. Lo que sería un error incomprensible en una consola doméstica se convierte en Vita en una virtud. Sobra decir que nos encantaría que hubiera más de ellos o que simplemente nos dejaran visitar libremente el mundo que Librom nos cuenta. Esto le daría cierta coherencia al título, pero cuando te pones manos a la obra te olvidas de este pequeño handicap inicial.

El resto de detalles gráficos está a un nivel muy bueno pero queda patente la necesidad de Sony por lanzar el juego cuanto antes (o esa es la impresión que nos da). Con unos meses más de desarrollo el apartado técnico podría haber dado más de sí, pues no parece que hayan aprovechado toda la potencia de Vita. No podemos decir que éste sea malo, todo lo contrario, pero quizás si se esperaba más en este aspecto.

SoulSacrifice_review_010

Jugabilidad

Desde un principio se ha comparado a SS con Monster Hunter, el referente en lo que a cazar monstruos se refiere y baluarte de la competencia (aunque curiosamente empezó su andadura en Sony). He de decir que tienen coincidencias, pero también diferencias. El título de Keiji Inafune y compañía tiene carácter propio, un estilo más macabro, más oscuro, lo que le da una personalidad que pocos títulos de hoy día tienen. Su historia también es mucho más profunda y compleja, contada a través de las páginas del libro, como si de una novela digital se tratase, con voces en off (en inglés) otra prueba de lo original de la propuesta. Así que si creíste que sería una copia para la peque de Sony del juego de Capcom no vas por buen camino.

Aclarado esto, la primera vez que te pones con el juego puedes verte sobrepasado por la situación: de repente estamos luchando junto a un compañero sin explicaciones, claramente es un recurso para contar la historia, pero que puede dejarte descolocado desde el primer momento. Conforme avanzamos vamos viendo el poder de las ofrendas, sus propiedades y sus limitaciones, las combinaciones para hacerlas más potentes… son cosas que vas a tener que aprender sobre la marcha, pues no hay tutoriales que valgan.

El sistema de batalla puede resultar complejo en un principio, pero pronto se torna en algo intuitivo y fácil de usar: tenemos seis ofrendas (las diferentes magias que podemos usar para nuestro beneficio o para atacar al enemigo), todas ellas divididas en dos pares de tres cada una, que podemos cambiar en todo momento dándole al botón R. Es imprescindible al principio de cada misión que equipemos la batalla, eligiendo las ofrendas que creamos que sean las más adecuadas al enemigo a batir. También podemos elegir a compañeros, en determinadas misiones, que nos ayuden con la misma. Los podemos ir reclutando con una de las opciones más originales del título: la de sacrificar o salvar a un enemigo (opción que también pueden usar nuestros acompañantes cuando nosotros morimos). Dependiendo de nuestra elección nuestro brazo derecho podrá ser de tres tipos, dependiendo de la magia que sea la predominante: divino, neutral o diabólico. Depende de ti como orientar los poderes de tu personaje, hacia la magia blanca y de vida o hacia la oscura y mortífera. En ese mismo brazo podemos grabar sellos que nos darán distintas aptitudes y que conseguiremos, como las ofrendas, acabando las misiones.

soul-sacrifice

En ocasiones nos enfrentaremos a un duplicante, un hechicero que ha acabado convirtiéndose en monstruo. Si le perdonamos la vida se unirá a nuestro plantel. Pero ojo, puede que al acompañante que lleves no le haga gracia tu elección, y al final de la misión te abandonará. Pero no temas, si quieres volverlo a atraer podrás hacerlo con las lágrimas que, de vez en cuando, tenemos que recoger del propio Librom. Éstas son muy necesarias porque las ofrendas no son ilimitadas en la batalla, por lo que si agotas su poder, la única manera de volverlas a hacerlas funcionales es con ellas, por lo que debes salir de vez en cuando a hablar con el libro mágico para conseguirlas.

Si el sistema de batalla se hace complejo el de misiones también tiene lo suyo y puede dejarte descolocado con mucha facilidad. Hay infinidad de páginas en el libro, con misiones varias, que se van desbloqueando conforme vayamos avanzando en la historia. Cada una de ellas tiene una clasificación dependiendo de su dificultad, por lo que habrá ocasiones en las que debas dejar ciertas misiones y hacer otras, pues aun no tienes el poder suficiente para terminarlas, aunque hay cierto punto de la historia en el que la dificultad del título sube varios enteros y puede llegar a frustrar al jugador menos experimentado. Es por eso que quizás debes volver a repetir misiones para hacerte más fuerte y así conseguir tu objetivo.

Las misiones van desde las simples y rápidas a otras más complejas y donde la lucha se torna una lucha contra titanes. El objetivo de las mismas también es diferente y va desde encontrar fragmentos de alma, acabar con un número de enemigos o terminar con un duplicante, así como otras en las que debes conseguir todos los objetivos que se plantean al principio. Son bastante variadas y, aunque el diseño de los enemigos tiende a repetirse, no es cansino.

Para terminar el juego dispone de un potente modo online, en el que junto a tres amigos, o desconocidos, podemos realizar los Pactos de Avalon, una parte importante de la historia. Su funcionamiento es totalmente perfecto, sin lag y muy fluido.

news_photo_27749_1366151908

Sonido

No hay nada mejor que realizar una misión con unas melodías increíbles, que en ocasiones elevan el nivel épico de algunas de las batallas, haciéndolas mucho más impresionantes. Es un apartado que se ve muy cuidado en su práctica totalidad, aportando su granito de arena para que las batallas resulten mucho más amenas.

En lo que se refiere al doblaje nos tememos que sólo se ha doblado al japonés y al inglés (único idioma que podemos elegir por ahora). Es extraño que, viniendo de Sony, no haya sido doblado al español. Su calidad es muy buena pero ya nos hemos acostumbrado a escuchar nuestro idioma… Eso sí, los textos están perfectamente traducidos.

soul-sacrifice-imagen-i316316-i

Conclusión Final

Soul Sacrifice es un muy buen juego, un título que de seguro va a dar un empujón a una consola muy necesitada de juegos como este. Si la situación de la portátil no fuera tan acuciante, quizás el título podría haber tenido un aspecto técnico más pulido, pero aun así el resultado final es excelente.

Quizás el diseño del mismo en misiones en vez de ofrecernos un mundo que explorar pueda decepcionar a más de uno (y sin embargo es una de las decisiones, teniendo en cuenta la consola a la que va dirigido, más acertadas), pero no nos dejemos engañar: SS tiene mucho que ofrecer y las batallas contra grandes enemigos son apoteósicas en ocasiones.

Pero ¿es este el juego que Vita necesita para revitalizar sus ventas? Puede que sí y puede que no. Ciertamente es muy complejo y puede resultar bastante descorazonador en ciertas partes del mismo, sobre todo al principio, por lo que no es un juego que podamos recomendar para todos los públicos. Está más orientado al jugador experimentado que disfruta con los desafíos que propone, aunque también hayan misiones más fáciles aptas para usuarios menos hardcore.

En resumen estamos ante un juego largo, complejo, difícil y divertido que puede resultar un reto imposible pero que, si le das una oportunidad y lo saboreas, puede convertirse en una de esas joyas, como uno de esos libros que al principio te dejan algo frío pero que conforme avanzas te atrapa con sus garras y no te deja libre hasta su final. Dejarlo vivir o sacrificarlo: esa es tu elección.

soul-sacrifice-analisis-conclusion

Puntuación:9-

Soul Sacrifice está disponible, en exclusiva, para PS Vita al precio recomendado de 35,10€.

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 13 mayo 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *