11 enero 2012 Análisis, Nintendo 3DS, Plataformas

Nintendo siempre recurre a Mario cuando las cosas van mal, el fontanero nunca falla. El público esperaba un éxito inmediato del sistema, pero las cosas no funcionan de una forma tan simple. El precio debe ir acorde con la máquina, la necesidad del mercado y la demanda, Nintendo tomó nota de ello y rebajó 70 euros la consola. Los juegos de lanzamiento fueron decepcionantes, Link ayudó a remontar el vuelo y Mario a aumentar el número de pasajeros. Hablamos de éxito.

Super Mario 3D Land es la apuesta de Nintendo por los plataformas portátiles. Un producto con ínsulas 2D en un entorno tridimensional, podría tomarse como una recuperación del espíritu de Super Mario Bros 3 en un juego cortado con el patrón de Super Mario Galaxy. Una mezcla elegante y muy divertida. Si no queréis perder tiempo adelanto que vale la pena (id a comprarlo en vez de leerme).

Apartado técnico

Mario 64 inauguró una nueva etapa en la vida del fontanero. En los años posteriores asistimos a la salida de productos similares en máquinas de sobremesa, pero no en portátiles. Hasta ahora.

Super Mario 3D Land transcurre en coloridos entornos tridimensionales, parcos en detalles, pero muy solventes técnicamente. Escenarios con una correcta distancia de dibujado, gran definición y excelente limpieza de los mapas y elementos. Quizá habría venido bien incluir más elementos en algunas secciones y elevar el detalle de los personajes, pero sinceramente ni falta que hace por que el acabado es soberbio.

El juego se mueve con mucha suavidad, no se aprecian tirones y el Modo 3D funciona a la perfección. Uno de los mejores modos de la consola al contar con un volumen apreciable, poco cross-talk (dispersión del efecto) y la posibilidad de regular la profundidad (hacia dentro o hacia fuera, no hablamos de potencia).

Se agradece la incorporación de partículas (dientes de león, copos de nieve, lluvia, etc.) y pequeños efectos de luz, enmarcan el 3D y suben un peldaño la calidad del mismo. Sorprende asimismo la adición de brillos en las texturas y la definición global de las mismas, antesala de lo que puede ofrecer la consola en un futuro.

Un gran trabajo.

Jugabilidad

Toda gran obra bebe a su vez de trabajos anteriores. Este juego no iba a ser menos y por ello podemos simplificar el título con el siguiente estamento:

Super Mario Bros 3 + Super Mario Galaxy = Super Mario 3D Land

De Super Mario Bros 3 recupera algunos ítems, parte de la mecánica de juego (desarrollo de niveles, parte final con bandera) y cierta torpeza o lentitud en el control. De Super Mario Galaxy roba la mayoría de los movimientos, el acabado técnico, el diseño de niveles y el resto de power ups. Sorprende la tosquedad del control en la primera partida, una herencia directa de la época 8 bits.

El juego transcurre a lo largo de 8 mundos, cada mundo consta de 6 niveles y diversos pasatiempos. Cada mundo cuenta a su vez con pequeños niveles (6) de diferente diseño y ambientación. No existe un patrón determinado por mundo, debido a que cada fase va por libre sin conectarse. Me quito el sombrero por el superlativo diseño de niveles: Entornos únicos, generosidad en el espectro de las dinámicas propuestas y una construcción inteligente a la par que medida. No salimos de las plataformas, pero añade una variedad casi infinita a la propuesta.

Me gustaría hacer mención a la dirección propuesta en el desarrollo de niveles, totalmente portátiles y diseñados en pos de favorecer la jugabilidad directa. Carecemos de un mundo central, los niveles son cortos (3-4 minutos) y presentan un desarrollo directo, recto. Una especie de 2D en un entorno 3D. Se elimina la exploración para favorecer la diversión sin paliativos.

La dificultad desmerece frente al resto de apartados, Super Mario 3D Land es muy sencillo. La curva de dificultad se aprecia en algunos segmentos, pero no se encuentra bien equilibrada, ya que haremos frente a fases sencillas en mundos avanzados y viceversa. No guarda un orden. Quizá este punto pueda deberse a la habilidad mantenida por la experiencia arrastrada de Super Marios anteriores y distorsione mi percepción real. Recomiendo pasarse las fases intentando recoger las 3 monedas escondidas en cada entorno, con ello se aumenta la dificultad y supone un desafío un poco mayor a los más hábiles.

El juego guarda una serie de sorpresas una vez que se termina la historia principal orientadas a aumentar la vida útil del mismo. Hasta aquí puedo leer…

Sonido

Un apartado que casi podéis imaginar sin tener el juego. Se repiten melodías de juegos anteriores (ligeramente deformadas, interpretadas con una escala diferente) y nuevas incorporaciones, como siempre, ambientan los saltos de Mario por esos mundos tan singulares. Los efectos de sonido vuelven a reciclarse de otras entregas en su mayoría. Me habría gustado la presencia de temas orquestados y una producción algo más limpia, pero cumple.

Conclusión

Nintendo ha salido airosa de su nueva propuesta. El equipo de Super Mario Galaxy ha sido capaz de llevar la fórmula de los sobremesa a territorio portátil. Un producto fresco, innovador, con una mecánica de juego divertida y directa, perfecta para disfrutar en una portátil. Elevado acabado técnico, un modo 3D que ya es el estandarte de la consola y un diseño de niveles único catapultan este Super Mario 3D Land al edén de los imprescindibles de la consola.

De forma negativa debo recordar la baja dificultad, el desequilibrio entre niveles y lo corto que es el juego (me ha llevado menos de 13 horas completarlo al 100%), aunque es muy rejugable. Por ello creo que existe margen de mejora para el juego y Nintendo es capaz de esto y mucho más. Un gran Mario, pero lejos de la leyenda de otros títulos del fontanero.

Puntuación: 8+

Super Mario 3D Land en exclusiva para Nintendo 3DS ya a la venta (39,95€).

Equipo de pruebas

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 11 enero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *