5 mayo 2017 Análisis, Aventura, PC

syberia3

Tras siete años después de haber sido anunciado, Syberia 3 es una realidad. Como podéis imaginar, su desarrollo no ha sido un camino de rosas y a lo largo de todo este tiempo muchos altibajos se han producido con su correspondiente repercusión en el producto final. Un caso que no es ni de lejos aislado y que lamentablemente tampoco será el último.

Syberia 3 intenta replicar los pasos de sus dos anteriores entregas para volvernos a sumergirnos en esos lugares extraños y mágicos de una Unión Soviética alternativa. Una vez más estamos ante una aventura gráfica de tintes clásicos en la que resolver enrevesados enigmas que nos ayuden a avanzar. Como no podía ser de otra forma, la protagonista vuelve a ser la abogada Kate Walker, que una vez más se ve envuelta en medio de misterios y sucesos que se escapan a su control. A continuación el análisis en detalle de Syberia 3.

syberia3

Apartado técnico

El apartado técnico enturbia la experiencia de juego

Es difícil intentar ser sutil en lo que se refiere a este aspecto de Syberia 3, ya que es un completo desastre en muchos aspectos. El juego pese a no ser ningún portento gráfico presenta multitud de problemas entre los que se encuentran inestabilidad de frames, tirones y otros tantos similares. Todo esto contribuye a enturbiar la experiencia convirtiéndola en ocasiones en algo frustrante.

En este sentido, la cámara juega muy malas pasadas, llegando a crear situaciones casi irresolubles por el ángulo en el que se queda bloqueada. Además, nos encontramos con que Syberia 3 no está correctamente optimizado, lo que hace que aquellos que tengan un equipo que cumpla los requisitos técnicos de forma justa pueda padecer todavía más problemas en este sentido.

En lo que se refiere al apartado artístico, Syberia 3 supone el salto a las 3D de la saga, lo que quizá haya sido el detonante de muchos de los defectos que podemos encontrar en cuestiones técnicas en este título. El juego mantiene la esencia de los dos primeros, con esa mezcla de realidad y fantasía tan característica de la saga.

syberia3-1

Syberia 3 supone el salto al 3D de la saga

Lo que no se le puede reprochar a Syberia 3 es su marcado estilo, que si bien roza el feismo en algunas ocasiones, es sumamente original. Los escenarios cuentan con gran número de elementos que contribuyen a generar una atmósfera viva, aunque el nivel de detalle es algo pobre. Sin embargo, esta singular belleza no puede ocultar los problemas que se esconden detrás de ella.

Por último, y no menos importante, a pesar de que Syberia 3 es una aventura de corte tradicional, se ha optado el control “tanque” como principal, dejando de lado al teclado y al ratón. De hecho, este último da bastantes problemas a la hora de interactuar con el juego, lo que supone otra piedra más en el camino a la hora de disfrutar de este título.

syberia3-2

Jugabilidad

El planteamiento de Syberia 3 es bastante típico, ya que nos encontramos en esencia con una aventura gráfica al uso y muy similar a las dos entregas anteriores. El diseño de los puzzles no es que sea el más original, pero funciona en la mayoría de los casos, aunque falla como elemento narrativo. En este sentido, algunos de ellos parecen ajenos al juego, incorporados como un recurso fácil, aunque en líneas generales son aceptables.

Hay intentos por modernizar el juego, pero no todos funcionan

Sin embargo, Microids se ha esforzado mucho en introducir cambios con la intención de modernizar la saga y que a todas luces resultan innecesarios. Esto se aprecia no solo en los nuevos controles, también en la forma de interactuar con el entorno, intentando dinamizar los puzzles con movimientos del mando o del ratón. Lo mismo ocurre con los diálogos, a los que se les ha intentado imprimir un carácter más dramático y que no supone nada relevante en el resultado final de Syberia 3.

syberia3-3

La trama sigue los pasos de las dos primeras entregas aunque se añaden nuevos elementos a la misma. Sin ser una maravilla, lo cierto es que la historia Syberia 3 no se hace pesada y resulta entretenida hasta al final, a pesar de no cerrar de forma definitiva las aventuras de Kate Walker. El juego invita a la reflexión sobre algunos temas como el racismo, lo cual siempre es interesante, aunque es cierto que el enfoque podía haber sido distinto.

La banda sonora es una de sus mejores facetas

En lo que se refiere a la dificultad, Syberia 3 resulta bastante sencilla, aunque hay algún que otro puzzle que no resulta muy evidente. Hablar con los personajes se convierte en uno de los ejes clave para solventar muchos de los acertijos, aunque en ocasiones puede llegar a resultar repetitivo y anodino. Todo esto hace que la duración del juego se sitúe cerca de las 15 horas, un número que puede variar bastante en función de lo que nos quedemos atascados.

syberia3-4

Apartado sonoro

La música de Syberia 3 es uno de los elementos del juego que brillan con más fuerza. La banda sonora no es demasiado variada, pero sus toques étnicos y su estilo singular hacen que sea muy agradable de escuchar. En lo que se refiere a los efectos sonoros, el resultado no ha sido tan bueno, al igual que el doblaje en inglés, cuya selección de voces en muchos casos no encaja con los personajes. Además, la traducción al español cuenta con algunas erratas y en ocasiones reinterpreta a su manera lo que dicen los personajes.

Conclusión

Syberia 3 es uno de esos casos en los que debería haberse aplicado la máxima de “si algo funciona, no lo toques”. Está claro que Microids se ha esforzado en añadir cambios destinados a modernizar la saga, aunque lamentablemente las aventuras gráficas no necesitan dichas modificaciones. Esto es algo que queda patente en los nuevos lanzamientos que desde hace tiempo están regresando a la esencia del género.

En este sentido, la búsqueda por dar el salto a las 3D ha tenido efectos desastrosos que lastran la experiencia de juego. Y es una lástima, ya que Syberia 3 entretiene gracias a su historia y a unos puzzles sencillos que van hilando la trama poco a poco, pero en ocasiones los problemas de este título se hacen demasiado evidentes. Quizá en una cuarta entrega, Microids y Kate Walker puedan resarcirse y dar a los fans de la saga un nuevo capítulo a la altura de las expectativas.

Syberia 3 está disponible desde el 20 de abril de 2017 para PC (34,90 euros), PS4 (42,90 euros) y Xbox One (44,95 euros).

Equipo de Pruebas

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *