20 junio 2017 Análisis, MMORPG, PC, PS4, Xbox One

morrowind

La isla de Vvardenfell es quizá una de las áreas geográficas más singulares y queridas de toda la geografía en la que se desarrolla la saga The Elder Scrolls. Un lugar mágico y alienígena con el que Bethesda sorprendió a afición y crítica con el lanzamiento de la tercera entrega. Esta isla ha cautivado desde entonces a un gran número de jugadores y su ausencia en The Elder Scrolls Online presagiaba algún contenido especial relacionado con ella.

Finalmente así ha sido y Vvardenfell protagoniza la primera gran expansión de este MMORPG para deleite de muchas personas. The Elder Scrolls Online: Morrowind es una llamada a todos los veteranos de la saga, un reclamo para volver a recorrer un lugar grabado a fuego en su memoria y en gran parte del colectivo de jugadores que nunca llegaron a poner sus pIes virtuales sobre ella, pero que ahora tienen una oportunidad para hacerlo. Y es que la llamada de la nostalgia es un poderoso aliado en el mercado. A continuación analizamos al detalle The Elder Scrolls Online: Morrowind. Dado que estamos ante una ampliación, os invito a consultar el análisis del juego base para conocer los detalles generales del mismo.

morrowind

Apartado técnico

Aunque no es un calco 1:1 la esencia de Morrowind se mantiene

A grandes rasgos, esta expansión mantiene las mismas bases que el juego original y todos los contenidos lanzados hasta la fecha. Sin embargo, una vez más nos encontramos ante un producto muy bien cuidado y estudiado por parte de Zenimax y Bethesda que consigue recrear casi a la perfección la isla de Vvardenfell. Hay que mencionar que no es un calco 1:1 de lo que pudimos ver en Morrowind, pero sí es cierto que los modelos se han adaptado de forma respetuosa y manteniendo la esencia mágica y extraña tan característica.

El rendimiento del juego ha mejorado con los sucesivos parches desde el lanzamiento oficial de The Elder Scrolls Online, por lo que estamos ante un título muy maduro y rodado. Un nivel que se ha mantenido en esta expansión y que salvo algunos pequeños problemas puntuales ofrece un entorno perfecto para jugar online sin problemas como lag o bugs de consideración que puedan enturbiar la experiencia de juego. En este sentido, la publicación de The Elder Scrolls Online: Morrowind ha sido prácticamente ejemplar, algo bastante común hoy en día pero que hace unos años era algo realmente sorprendente en el mundo de los MMORPG.

morrowind2

Jugabilidad

The Elder Scrolls Online: Morrowind introduce como principal novedad la gran isla volcánica de Vvardenfell y con ella una serie de misiones en las que se desarrolla la trama de la expansión. En líneas generales podemos asegurar que la trama de este MMORPG es una de las más ambiciosas del género, y sus misiones se alejan de los convencionalismos, aunque eso no significa que estén a la altura de un RPG “normal”. Pese a todo son interesantes y si nos centramos únicamente en ellas nos llevará cerca de una treintena de horas completarlas.

Pero The Elder Scrolls Online es un juego distinto y nuestras andanzas por este mundo se complementan con otras muchas actividades. La exploración es uno de los ejes principales y en Morrowind no es una excepción. A medida que recorremos lugares conocidos podemos encontrar diversos desafíos y monstruos que combatir, pero también ruinas que explorar y desentrañar sus secretos. Un formato interesante que bebe del concepto sandbox y que funciona bastante bien en este título.

Como podéis imaginar, muchos de estos contenidos están hechos a la imagen y semejanza de los ofrecidos en el juego base, pero con la pátina y la ambientación de Vvardenfell. Quizá para los veteranos del MMORPG las novedades resulten un tanto escasas, pero para los jugadores menos experimentados Morrowind ofrece un mundo lleno de sorpresas y de actividades que realizar.

morrowind1

Otra de las novedades que ofrece The Elder Scrolls Online: Morrowind de la primera clase adicional tras el lanzamiento del juego: el guardián. Como ocurre con el resto de profesiones del juego, estamos ante un arquetipo muy versátil capaz de desempeñar distintos roles acompañado de su fiel mascota. Esta última podría haber tenido algo más de profundidad si se hubiese permitido realizar comandos de acciones sobre ella, cosa que al final no ha sido así. Sin embargo, estamos ante una clase diferente y con su propia personalidad y que encaja bien en la categoría de “apoyo”.

Morrowind ofrece un mundo de sorpresas

En lo que se refiere a los combates contra otros jugadores, Morrowind nos ofrece un sistema de campos de batalla que se aleja de las luchas a gran escala que se viven en la región de Cyrodiil. En este sentido se ha apostado por un formato más similar al de otros MMORPG del mercado para ofrecer combates a una escala mucho menor, pero más estratégicos y centrados en la habilidad personal. En este sentido, los combates de tres equipos de cuatro jugadores son encarnizados y muy directos, algo que sin duda se contrapone con el PvP tradicional de The Elder Scrolls Online.

morrowind4

Apartado sonoro

Quienes recuerden con cariño la música de la tercera entrega de The Elder Scrolls están de enhorabuena, ya que Morrowind rescata esas piezas musicales versionándolas para ofrecer una experiencia sonora familiar, pero al mismo tiempo distinta. La banda sonora de esta ampliación es muy buena y sin duda la elección de los temas musicales ha sido la acertada, uniendo lo clásico con tonos más modernos. Por otro lado, cabe destacar la labor de doblaje del juego en inglés, un esfuerzo que no es del todo necesario en títulos como este, pero que sí es conveniente destacar dada la magnitud de este MMORPG.

Conclusión

The Elder Scrolls Online: Morrowind es un añadido interesante potenciado por el factor del recuerdo nostálgico. El contenido incorporado en función de la calidad y su duración es notable, aunque está lejos de la envergadura de otras expansiones dentro de este género. Para los habituales a este MMORPG, no cabe duda de que Morrowind es un producto imprescindible que aporta novedades, aunque quizá no del calado que muchos esperaban.

Sin embargo, para los que brilla con más fuerza es para los recién llegados o los jugadores que en su día abandonaron The Elder Scrolls Online. Tras dejar de lado el sistema de suscripciones, dar una oportunidad a esta expansión es más fácil que nunca. Además, es un contenido autojugable que puede disfrutarse desde el primer momento ya que no hay ningún tipo de restricción de nivel para acceder al mismo.

Si añorabas la isla de Vvardenfell esta es una oportunidad de desquitarse y vivir de nuevo aventuras en ella. Evidentemente no es como un juego de la saga principal, pero The Elder Scrolls Online: Morrowind tiene bastante encanto y la posibilidad de disfrutarlo sin suscripciones hace que estemos ante una oportunidad realmente atractiva.

The Elder Scrolls Online: Morrowind está disponible desde el 22 de mayo de 2017 para PC (49,50 euros), PS4 (59,90 euros) y Xbox One (62,94 euros).

Equipo de Pruebas

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *