19 julio 2012 Cine

Batman es un personaje que ha sufrido adaptaciones lamentables a lo largo de su existencia. Tim Burton, fue el primero en abrir fuego (en la era moderna). Como no podía ser de otra forma, se trató de un trabajo personal. Joel Schumacher se manchó las manos con sus visiones del Caballero Oscuro, como el mismo admitió, no sabía manejar películas de gran presupuesto.


Y llegó Nolan y su enfoque existencial del superhéroe. Obviando las dos cintas anteriores, La Leyenda Renace contiene una amalgama de todos los recursos del director. Técnicamente diría que guarda muchas similitudes con Origen en materia de planos y enfoque. Las escenas de acción aparecen más limpias y mejor conectadas que en anteriores iteraciones. En una cinta de gran presupuesto se presupone a su vez unos valores de producción determinados, valores que La Leyenda Renace alcanza sin problemas. Los FX rayan a un gran nivel, a su vez la producción de sonido es sensacional.

Destacaría la BSO de Hans Zimmer, después de reiterar durante años con clónicas composiciones, en esta ocasión se ha desquitado con un trabajo enorme, mayúsculo. Nolan asocia ciertas partes de las partituras a determinados momentos en sus films, un aspecto que podemos asociarlo como una marca del autor. Otro aroma que comparte con Origen.

El núcleo del film se construye a partir del desarrollo del elenco de personajes, para ello se han apoyado en las dos horas y 45 minutos de metraje. Bane será un supervillano atroz, profundo, pero que por desgracia no termina de ejecutarse con dinamismo. La culpa no la tiene la excelsa interpretación de Tom Hardy, sino el extenso entramado de los personajes. A su vez es el mayor problema del film, se han abierto muchos caminos y sinceramente no todos se han cerrado de forma digna. Un aspecto puramente subjetivo, algunas terminaciones serán de vuestro agrado y otras no terminarán de encajar en el puzle.

El montaje es ágil, pero cuenta con algunos puntos negros que lastran el peso de las escenas. A mi entender, liberar algunos personajes del guión habría ayudado a crear por una parte un guión más sólido y por otra hubiera facilitado la labor del montaje al terminar con un minutaje inferior.

En global estamos ante una gran película, un broche a un personaje oscuro, a una carga que se estaba extendiendo en demasía. Un acercamiento adulto a un subgénero tan infantil y predecible. Si sois de los que piensan que los superhéroes son algo más que una capa y unas mallas, El Caballero Oscuro: La Leyenda Renace os espera a partir del 20 de julio en los mejores cines.

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. The Dark Knight Rises, para teléfonos móviles 20 julio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *