10 octubre 2013 Especial, Opinión, PSVITA, Shoot'em up

KZ

Hoy me he despertado con ganas de polémica o de tocar los cojones si se prefiere. En realidad todo nace de un ejercicio comparativo entre los diferentes Killzone aparecidos hasta la fecha, obviando la entrega de PSP por el cambio de formato he sacado la regla y he medido la diversión ofrecida por cada entrega.


Recordando la primera parte en el limbo y teniendo más recientes las de PS3, Mercenary saca pecho ante los productos de sobremesa. Cuantificar la diversión es absurdo e incluso tendencioso o falaz, pero la sensación global que tenemos al terminar un producto y el recuerdo que permanece es suficiente para evaluar una calidad. En este mercado para mi calidad se asocia principalmente a diversión o entretenimiento y de eso va sobrado Mercenary.

Otros Killzone han intentado ofrecer alternativas en el gameplay a través de escenas de acción, momentos más pausados, control de vehículos y una amalgama de acciones que desembocaban en una aventura con muchos puntos de descontrol y aburrimiento. En Mercenary no han inventado la rueda ni lo han pretendido. Simplemente tenemos acción, un juego directo que no pierde el tiempo en gilipolleces y ofrece al jugador lo que demanda en un FPS: entretenimiento sin paliativos. Logrado como he expuesto a partir de una reducción en la variedad de acciones, pero funciona y por tanto entretiene.

Killzone-Mercenary-1

Algo de lo que no pueden alardear las dos entregas de PS3, títulos que han intentado abordar situaciones cuando no se tenía la capacidad real de solventarlas y ha tenido que venir un equipo mediano de Guerrilla en Cambridge a enseñar al grupo grande como operar. Al menos en mi opinión este Killzone no me ha hecho mirar el reloj, desear que terminase o invitarme a escribir una opinión negativa en un cuaderno que como buen redactor utilizo para enumerar aspectos que considero que no funcionan en una propuesta (paso previo para la posterior redacción del análisis).

Si os gustan los FPS planos, que van al punto y no dan rodeos, Killzone: Mercenary es una propuesta muy notable y no solo eso, sino que es el mejor FPS aparecido en un sistema portátil. Y termino mojándome: recomiendo Mercenary por delante de Killzone 2 y 3.

Killzone: Mercenary ya a la venta en exclusiva para PS Vita (32,20€).

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 10 octubre 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *