28 enero 2017 Especial, Nintendo 3DS, Plataformas

mariomaker

El lanzamiento de Super Mario Maker fue uno de esos que en principio puede parecer poco prometedores, pero que gracias al apoyo de sus seguidores se transforma en algo grande que excede los límites de la razón. Estamos ante un producto que coquetea con una idea que a todos los jugadores les pasa alguna vez por la cabeza “si yo hiciese un videojuego…”. Una premisa que ha sido en parte explotada por la industria con la introducción de editores en sus productos, pero que en ningún caso había sido el eje del videojuego.

Nintendo se atrevió a romper esa barrera con Super Mario Maker y con él ha creado un juego casi eterno en el que el principal, y casi único atractivo, es crear pequeños mapas de Mario y compartirlos con el resto del mundo. Toda una explosión de creatividad, que aunque pueda estar limitada, pone de manifiesto el deseo del ser humano por crear. Un tesoro para mentes inquietas y artísticas que gracias a Super Mario Maker 3DS podemos llevar a cualquier parte.

mario

Super Mario Maker invita a dar rienda suelta a la creatividad

Y aunque Super Mario Maker 3DS pueda parecer un hermano menor, lo cierto es que su potencial es prácticamente el mismo y en algunas cuestiones incluso mayor que la versión de Wii U como detallamos en su análisis. Estamos ante un título en el que el motor del mismo es la imaginación de sus usuarios y llevar al límite lo que pueden hacer con las herramientas que se les proporciona.

En este sentido, Nintendo ha dado bastante libertad a sus jugadores para que puedan crear los mapas de sus sueños. Una de las pocas condiciones para poder crear estos mapas y que sean válidos es ser capaces de superarlos, al menos una vez, lo que evidencia que si bien los jugadores somos bastante creativos, también tenemos bastante “mala uva” a la hora de crear estos escenarios.

De hecho, es curioso que los mapas que más popularidad tienen son aquellos que resultan casi imposibles de superar. Esta especie de masoquismo colectivo es quizá uno de los grandes atractivos de Super Mario Maker 3DS, que a través de estas pruebas casi imposibles de completar inspira y empuja a sus usuarios a la superación personal e intentar ir un paso más allá. Lo cierto es que es llamativo ver la comunidad que se ha generado alrededor de un juego como este, que en principio podía resultar poco atractivo.

mario2

Pero parece que el espíritu aventurero del ser humano y la necesidad de enfrentarse a la adversidad han conseguido ir más allá de lo meramente lúdico con Super Mario Maker 3DS. Pese a que en esta versión no podemos compartir ni acceder libremente a las creaciones de otros jugadores a través de internet, sí es cierto que su limitado modo de explorar estos contenidos ofrece sorpresas de vez en cuando.

Los mapas más complicados suelen ser los más populares

Hay mapas que evidentemente están hechos para ser un quebradero de cabeza para el jugador. Otros experimentan con mecánicas poco explotadas o que no se nos habían ocurrido. Existen creaciones absurdas y sin lógica y también otras tan sencillas que se completan sin dificultad alguna. No podemos olvidarnos de los tributos al ego que suponen algunos mapas de Super Mario Maker 3DS, un recuerdo más de la psique humana y nuestro deseo de reconocimiento, aunque sea efímero.

Todas estas cuestiones hacen que Super Mario Maker 3DS sea un espejo a la creatividad de los jugadores del mundo. Un lienzo virtual en el que dar rienda suelta a nuestra originalidad y mala baba a partes iguales. Por todas estas cosas y otras más, Super Mario Maker es prácticamente único, lo que lo convierte en algo especial.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *