29 mayo 2017 Acción, Especial

thesurge

Hay ocasiones en las que los creadores de videojuegos se inspiran en otras obras para desarrollar sus propios productos. Hay veces que dicha inspiración sobrepasa los límites y se convierte en calcos más o menos directos, pero en otras, únicamente sientan unas bases sobre las que cimentar un nuevo producto. Deck 13 ha intentado desde el primer momento ofrecer algo distinto sobre los cimientos creados por FromSoftware en sus obras.

Un trabajo arduo pero que poco a poco va cristalizando como hemos podido ver en The Surge. Un título con entidad suficiente y que intenta ir más allá de la fórmula base. Sin embargo, no son pocos los que lejos de intentar ver las virtudes de este título buscan únicamente compararlo con los títulos de la saga Souls. Dicen que las comparaciones son odiosas, y en muchos casos lo son, sobre todo si estas se hacen desde el fanatismo y la cerrazón.

thesurge2

Los errores de The Surge parece que pesan más que los de sus “camaradas”

Resulta evidente que The Surge se inspira en la obra de Miyazaki para ofrecer a los jugadores un RPG de acción de gran dificultad y repleto de muertes hacia el jugador que penalizan los errores cometidos por este. Una premisa que sin embargo no ha parecido gustar a gran parte de la comunidad de jugadores, cuando sorprendentemente Dark Souls y similares se vanaglorian de esta máxima. “Prepare to die” suele decirse en sus presentaciones, pero parece que ahora resulta que si esto ocurre en otros juegos es algo malo.

Es una reacción cuanto menos curiosa ya que la obra de FromSoftware ofrece alguna de las muertes más gratuitas hacia el jugador que podemos encontrar en el mundo de los videojuegos. Eso sí, tampoco es que sean muy comunes y la mayoría de ellas podría evitarse con la atención necesaria por parte del jugador. Algo que también ocurre en The Surge, que a pesar de tener muertes infames e injustas, casi todas pueden evitarse jugando con cabeza.

Y es que quizá estamos tratando un tema subjetivo sobre el que es difícil establecer comparaciones serias. Para muchos, Dark Souls es una obra magna con la que se estrenaron en esta forma de entender los RPG, y por tanto, es el canon y la ortodoxia que debe ser seguida. Cualquiera que intente imitarlo o seguir sus pasos es susceptible de ser censurado más allá de sus propios logros o virtudes.

thesurge3

Sin embargo, ni Dark Souls ni Demon Souls establecieron por ellos mismos las bases de este subgénero. Como ya hemos mencionado en otras ocasiones, el videojuego español Blade: The Edge of Darkness, bien podría ser un precursor del mismo o también Die by the Sword a la hora de ofrecer un combate complejo y brutal. Todos estos videojuegos son el germen de todos los nuevos proyectos, aunque sin duda muchos jugadores no los han probado.

Y es que el factor de la primera vez tiene una importancia determinante a la hora de establecer qué juego es mejor, obviando en el proceso mental las aristas o puntos negativos. Algo así pasa con Dark Souls, un título al que sus múltiples defectos son habitualmente pasadas por alto y que sin embargo, son remarcadas con dureza en sus “camaradas” de otras compañías. Entiendo que si algo no funciona debe ser cambiado, y que precisamente Deck 13 debería ir más allá y corregirlo, pero ¿debe ser puesto en la picota por ello?

thesurge1

The Surge tiene su propia identidad

Sinceramente creo que no. Uno de los ejemplos de lo anteriormente mencionado lo podemos encontrar en el combate. Un típico fallo de la saga Souls es que los enemigos pueden atravesar paredes con sus armas mientras que nosotros rebotamos injustamente contra ellas. The Surge reproduce este mismo esquema y muchos lo lapidan por ello. ¿No son ambos casos un ejemplo de fallo de diseño o de incremento forzado de la dificultad? La respuesta parece obvia, pero las reacciones no lo son.

Evidentemente The Surge no es un producto perfecto, pero sus imperfecciones no son tan radicales como se intenta hacer ver. El problema de todo quizá sea no llamarse Dark Souls, y aunque es cierto que la obra de FromSoftware está más pulida en muchos aspectos, la obra de Deck 13 no es tan estrepitosa como podría parecer. Más allá de llamarse o no Dark Souls, lo cierto es que The Surge tiene su propia identidad y esa sí es una lucha difícil de ganar.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *