28 abril 2017 Aventura, Especial, PC

rongilbert

Thimbleweed Park supone el retorno de un tipo de aventura gráfica que hasta la fecha había estado bastante ausente. El desarrollo no lineal no es una faceta que se haya explorado mucho en el género aunque sí era algo relativamente común en sus orígenes. Esta idea fue más o menos descartada con el auge de aventuras como Monkey Island, donde a lo largo de la acción se evitaban los rodeos y marcaba un camino a seguir bastante claro.

Es cierto que Ron Gilbert con Thimbleweed Park ha querido volver a esos orígenes, aunque no de una forma absoluta. El desarrollo de esta nueva aventura gráfica va ciertamente en una única dirección, pero permite al jugador adelantarse a los acontecimientos al ofrecer una estructura bastante abierta con sus puzzles, los verdaderos protagonistas del juego. En este sentido, cabe destacar que Maniac Mansion es la clara inspiración de este título, aunque guarda muchas reminiscencias de otros juegos creadores por Ron Gilbert.

thimbleweedpark

Maniac Mansion es la gran inspiración de esta entrega

Sobre Maniac Mansion se ha escrito mucho y es un juego al que le hemos dedicado varias entradas que os animo a leer. Esta es una de las aventuras gráficas más trascendentales del sector, ya que en torno a ella se definieron muchos de los conceptos e ideas que serían utilizados como un canon por el resto de juegos venideros. Ron Gilbert ideó un título cuya estructura era completamente abierta, permitiendo al jugador resolver la aventura de múltiples formas.

De hecho, tantas eran las posibilidades que también era posible quedarse atascado de forma irremediable, haciendo imposible poder terminar la partida. Sin duda estas situaciones son las que llevaron a abandonar paulatinamente este formato abierto, eso y la dificultad de crear puzzles que pudiesen ser resueltos de múltiples formas y orden.

Como señalamos, Maniac Mansion sentó muchas de las bases de las aventuras gráficas y se convirtió en uno de los máximos exponentes del estilo propio de Ron Gilbert. Nos encontramos ante un título de humor absurdo y con un fuerte componente de parodia. También destaca una frecuente ruptura de la “cuarta pared” con referencias a elementos externos e interlocuciones con el jugador.

maniacmansion

Unos componentes que fueron explotados al máximo con The Secret of Monkey Island y su secuela. Estas dos entregas son quizá la obra cúspide de Ron Gilbert, donde todos estos elementos casaron de forma excelente al llegar a una gran armonía entre ellos. Chistes, referencias y buenos puzzles forman una trinidad que ha hecho que esta saga pase a la historia.

La ruptura de la cuarta pared es una de sus señas

Con Thimbleweed Park Ron Gilbert ha intentado aunar todos esos elementos de nuevo para crear una experiencia de juego muy clásica. Como ya comentamos en el análisis, el resultado ha sido muy positivo, aunque quizá se ha producido un exceso de referencias y gags que restan entidad a esta aventura gráfica. Hay infinidad de referencias a juegos como Maniac Mansion, incluso algunas réplicas de escenarios. Todo ello resulta grato para el jugador veterano, pero también es cierto que llega a cansar.

monkey

Y es que Thimbleweed Park es un reflejo bastante fiel de su creador. A lo largo del juego podemos ver como afloran críticas al pasado, hace guiños a otros juegos y en definitiva se muestra a él mismo y sus aventuras gráficas. De hecho, el propio precio de Thimbleweed Park es un gag autoparódico relacionado con The Secret of Monkey Island. En definitiva, estamos ante una aventura que es un homenaje a sí mismo y a su creación, pero también a sus seguidores.

Del éxito o el fracaso de este juego dependerá que en un futuro podamos volver a disfrutar de otra de sus creaciones, aunque solo el tiempo lo dirá. Thimbleweed Park tenía madera de clásico, aunque la falta de entidad propia quizá le robe ese privilegio. Puede que su próxima creación sí alcance una personalidad única con la que volver a cautivarnos y sumergirnos de nuevo en la edad de oro de las aventuras gráficas.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *