13 abril 2017 Acción, Aventura, Especial, PC, Playstation 3, PS4, PSVITA, RPG, sandbox

Toukiden 2_20170406132533

Los Oni especiales son aquellos Oni de mayor tamaño que nos encontraremos de una manera bastante regular a lo largo de Toukiden 2. No sólo los tendremos que enfrentar en las misiones o en la historia, sino que los podremos hallar paseando por el campo tranquilamente o atacando a alguno de nuestros compañeros Slayer.

Enfrentarlos, en principio, es como con cualquier otro Oni del título: nuestros aliados lo verán de lejos, se lanzarán contra él, y llegará el momento de compartir mamporros contra las gigantescas bestias que resultan ser el aspecto más atractivo del título.

Sin embargo, para derrotar a estos Oni, no basta con, simplemente, darles golpes. Tendremos que encontrar y aniquilar cada una de sus partes por separado para poder comenzar a descender su barra de vitalidad. Sin embargo, hay que estar atentos, pues las partes que vayamos rompiendo pueden regenerarse si no ejecutamos el Ritual de Purificación.

Toukiden 2_20170408222022

El Ritual de Purificación expresa aquí su segunda utilidad, cuando los enemigos pierdan la ‘‘armadura’’ que cubre las zonas vulnerables y las rieguen por el escenario. Mientras nuestros aliados siguen atacando al demonio, nosotros deberemos gastar tiempo en dedicarnos a purificar estas extremidades desprendidas. Si no las purificamos en un cierto tiempo, el monstruo se regenerará y tendremos que repetir de nuevo el proceso. En algunas ocasiones, serán nuestros aliados los que corran a purificar estas partes, pero en ciertos momentos dejarán la purificación a la mitad, por lo que es mejor que lo hagamos nosotros, incluso aunque ellos estén en medio del ritual.

El Eye of the Truth nos revelará la vida de los Oni

Una vez purificadas esas extremidades, las zonas vulnerables quedarán al descubierto, y ese será el momento para desatar todo nuestro poder y conseguir quitarle vida. Si utilizamos el Eye of the Truth, veremos tanto el aguante de su armadura como la vida que les queda.

La segunda manera de eliminar esa armadura, sin pasar por el proceso de purificación esta vez (pues la extremidad se elimina por completo) es recurriendo a una de las habilidades especiales del protagonista. Esto, dicho sea de paso (e incluyo aquí el dato por no mencionar spoilers en el análisis) sólo lo puede usar el protagonista por tener una mayor relación tanto con la Demon Hand como con los Mitama.

Toukiden 2_20170408221828

Al hacer uso de una barra especial que aparecerá en determinado momento de la aventura, un movimiento especial seguido de una mini-secuencia arrancará la extremidad de cuajo, utilizando la energía que hayan reunido los aliados y el propio protagonista. Tened cuidado al utilizar esta técnica especial, porque rellenar la barra de los aliados conlleva un cierto tiempo y, probablemente, no la podremos utilizar en dos ocasiones. Puede fallar, dicho sea.

Los Oni más grandes también sirven para conseguir más Mitama, las almas de los héroes que yacían encerradas por los propios Oni. En muchos combates contra estos demonios nos darán los Mitama al finalizar el combate, además de una serie de objetos que nos permitirá forjar armas y armaduras aún más poderosas.

Es una lástima que ni siquiera los Oni más grandes representen un verdadero desafío, volviéndose más fatigoso que complicado derribarlos según lo grandes que sean. Siempre es gratificante verlos caer, aún así.

Toukiden 2_20170408221814

Recientemente, hicimos el análisis de Toukiden 2. Podéis leerlo aquí.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *