28 julio 2012 Avances, Noticias, PC, XBox 360

Cold Stream por fin ha sido lanzado oficialmente y con este DLC llegan cinco campañas nuevas a Left 4 Dead 2 con las que ampliar las horas de juego enormemente. Hay que destacar que en PC, estas campañas llevan mucho tiempo disponibles en fase “beta”, pero nunca está de más tener las versiones finales de las mismas. Por otro lado, los jugadores de Xbox 360 serán los principales interesados en este lanzamiento, ya que con él recibirán todas estas campañas, eso sí, en su caso este DLC será de pago. A continuación vamos a hacer un pequeño repaso a los contenidos que ofrece Cold Stream y si realmente merece la pena pagar por él en su versión para consola.

Quizá lo más llamativo de Cold Stream es que incorpora la totalidad de las campañas de la primera parte de Left 4 Dead. Gracias a este DLC, podremos jugar dichas campañas con la jugabilidad y características de la segunda entrega. Los mapas clásicos incorporados son Death Toll, Crash Course, Dead Air y Blood Harvest. Si sois avispados, os daréis cuenta de que falta No Mercy, pero como recordareis, este mapa fue añadido en el anterior DLC, The Sacriffice. Estas campañas clásicas tienen como principal característica un tono mucho más oscuro y siniestro, más acorde con la temática de un título de zombis. Más allá de la estética, el planteamiento de todos estos mapas está muy bien realizado y los aficionados a los enfrentamientos con otros jugadores agradecerán una mayor variedad de entornos.

Quizá el mapa más flojo continua siendo Crash Course, pero englobado dentro de este “pack”, tampoco desluce demasiado y tiene un recorrido suficientemente corto para cuando no tenemos mucho tiempo para jugar. Por otro lado, si en su día no jugasteis a la primera parte, es una oportunidad excelente de poder jugar todas estas campañas, que como digo, tienen un sabor totalmente distinto a las de Left 4 Dead 2.

En cuanto al mapa que da nombre a este DLC, Cold Stream, plantea un desarrollo de la partida algo distinto al que estamos acostumbrados. Nos moveremos siguiendo la corriente de un rio que nos llevará por diversos emplazamientos a lo largo de todo el mapa. Resulta interesante la verticalidad que plantea en algunos momentos y la elevada dificultad a la que somete a los jugadores. Esto es especialmente importante en los enfrentamientos con otros jugadores, en los que el bando de los “infectados” tiene multitud de ocasiones para acabar con los supervivientes de manera rápida y letal. Teniendo esto en cuenta, es un mapa en el que hay que estar con mil ojos y que mantiene un elevado grado de tensión en los jugadores del bando “superviviente”. Como dato curioso, si lo jugasteis en sus primeras versiones beta, no dejéis de probarlo, ya que se han introducido muchos cambios y mejoras que han hecho que algunas zonas estén irreconocibles.

Por último, una de las incorporaciones más triviales, aunque importantes, es que las mutaciones pasan a estar disponibles en todo momento para ser jugadas. Se terminaron las rotaciones bisemanales, ya que ahora podréis seleccionar aquella que más os guste y jugarla cuando queráis. Esta opción está “bloqueada” para los usuarios de Xbox 360 que no dispongan del DLC The Passing, ya que es el que permite este nuevo modo de juego.

En cuanto a los puntos negativos de Cold Stream encontramos la persistencia de algunos bugs en la totalidad del juego y algunos errores que conciernen a las animaciones de los personajes. Muchos de estos fallos son inocuos, pero con todo el tiempo que ha pasado y lo cuidadosa que suele ser Valve con sus juegos, da que pensar que aún estos errores persistan. En cualquier caso, ha sido una oportunidad perdida de arreglarlos pero tampoco supone ningún impedimento añadido a Left 4 Dead 2 que no conociésemos ya.

¿Merece la pena Cold Stream? Los jugadores de PC no tienen ningún tipo de escusa para no probarlo ya que es gratuito. Aquellos que se acerquen por primera vez al juego encontrarán un enorme número de campañas oficiales esperándoles, lo cual es algo siempre de agradecer. En cuanto a los más veteranos, ciertamente no les aporta mucho a lo que ya no hayan visto, pero nunca están de más las campañas que se puedan incorporar al juego. En cuanto a los usuarios de Xbox 360, probablemente les merezca la pena si son jugadores acérrimos de Left 4 Dead 2. En este caso, y sobre todo si cuentan con un grupo estable para jugarlo de forma cooperativa, es una oportunidad que no pueden dejar escapar.

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 29 julio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *