6 noviembre 2016 Curiosidades, Deportes, PC, Playstation 3, PS4, XBox 360, Xbox One

NBA2K173

Los más jóvenes tal vez no conozcáis la expresión o no sabréis de dónde proviene, pero, ¿sabéis que significa ‘beta-tester’? Es un término, desgraciadamente, en desuso y maltratado dentro del sector de los videojuegos. Hasta hace un cierto tiempo, era un empleo más, una figura dentro del proceso de creación de un título, tal vez uno de las últimas barreras a superar antes de la publicación.

El beta-tester se encargaba de revisar el videojuego en sus diferentes etapas, y someterlo a diferentes pruebas para detectar anomalías u otro tipo de defectos exponenciales que podrían entorpecer la experiencia de juego o detenerlo por completo. Realmente, sus tareas principales eran algo más densas y se podrían explicar de otra manera, mas quiero enfocarlo hacia los defectos en los títulos: los bugs.

Las empresas ya no contratan beta-testers, pues el ‘testeo’ se realiza directamente por los propios desarrolladores o programadores. En las últimas etapas, los ‘testeos’ lo realizan los propios jugadores bajo la etiqueta ‘acceso anticipado’ o, incluso ‘juegos a los que posteriormente añaden parches’. Hablaremos más detalladamente de esto último en otra ocasión, porque es un tema abierto al debate y al análisis, pero no quiero tirar por ese camino ahora.

NBA2K172

El hecho de no tener a alguien que se dedique expresamente a tratar de hallar bugs, de no tener a una persona con la tarea específica de recorrer el juego para someterlo a diferentes situaciones y ver si así suceden determinados problemas, provoca lo que le ha pasado, en esta ocasión, a 2K y a uno de sus títulos, NBA 2K17. Hay mucho donde rascar, como deformaciones de extremidades, bocas que se desencajan, o jugadores que saltan contra el público al más puro estilo Brandon Knight. Sin embargo, lo más destacable es la invisibilidad esporádica y parcial que sufren algunos personajes durante los minutos sobre el terreno de juego.

Hay que decir que NBA, en líneas generales, es impresionante y divertido, pero hay determinados momentos donde este bug puede sacarte por completo del juego y convertir el partido en un verdadero hastío. Podríamos considerarlo algo puntual, es cierto, y tal vez sea una carta de amor simpática y llena de mucho humor de los desarrolladores, que esperaban que mostráramos rostros de estupor y, al mismo tiempo, simpáticas guasonas sonrisas de complicidad al ver dichos bugs. Puede que eso creara un lazo inexplicable entre ellos y los propios jugadores, al estilo de los bloques de monedas de Super Mario Bros. (aunque nunca fue oficializado), el Shakunetsu Hadouken (o Hadouken de fuego) de Ryu y Ken, MissingNo o los pechos de Lara Croft.

NBA2K17

Pero no. Este bug en NBA 2K17 es bastante incómodo de ver, y no marcará historia de ninguna forma.

¿Soy el único al que le recuerda ligeramente a los niños monstruosos de Los Sims?

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *