31 enero 2012 Nintendo 3DS, Noticias, Plataformas

Ha sido presentar la nueva Nintendo Network y ya tenemos las primeras sirenas alertándonos que los tan temidos, en algunos casos DLC, puede que desembarquen muy pronto en las consolas de Nintendo.

Como si la famosa irreductible aldea gala de los cómics de Asterix y Obelix los de Kyoto habían pasado hasta ahora sin caer en la tentación de sacar contenido de un juego después de ponerlo a la venta, pasando de nuevo por caja.

Pero parece que los tiempos cambian y no están dispuestos a perder parte del pastel que otras compañías se están llevando calentito.

Es por eso que, el últimamente omnipresente Iwata, presidente de la compañía, en una presentación para inversores que centraba su tema principal en las estrategias para asegurar que los juegos sigan teniendo buenas ventas aun cuando haya pasado mucho tiempo desde su puesta en venta, ha comentado algunas cosas muy jugosas.

Según Satoru que se ofrezca DLC de, por ejemplo, Super Mario 3D Land tiempo después de que este haya salido a la venta no significa sólo nuevos ingresos sino también una revitalización del juego, pues los compradores iniciales continuarían hablando de las bondades del mismo a sus conocidos y esto haría que a muchos le entraran ganas de adquirirlo.

Con esta técnica de “boca a boca” se conseguiría avivar las ventas de juegos que hayan visto mermada su capacidad de atraer a potenciales compradores.

Y como no, todo esto se haría a través de la distribución digital, recien estrenada la nueva plataforma online de la compañía NNW.

Viendo como va la cosa no me extrañaría ver muy pronto versiones “juego del año” de clásicos Nintendo. Las cosas cambian y el mercado también lo hace. Esperemos que esto no sea excusa para ofrecernos contenido en fascículos a precio de novedad, porque por ahí no pasamos. Sino que vea lo que les pasa a las compañías que lo hacen y lo “contentos” que tienen a sus usuarios.

Vía | Eurogamer

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 31 enero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *