13 junio 2014

Call of Duty es una licencia que en parte no admite grandes cambios por tratarse de una máquina engrasada que concede poco margen operativo. Los fans buscan algo muy concreto y Activision siempre es capaz de manejar e innovar en ciertos campos sin afectar a los puntos que los fans demandan como invariables.

Advanced Warfare aparece para romper con las anteriores entregas de Call of Duty, para crear un nuevo subproducto dentro de la millonaria licencia. Puede considerarse como un título nuevo si valoramos todas las novedades que incluirá.

Advance Warfare nos situará en un futuro cercano tecnológicamente más avanzado que nuestro presente. Un mundo donde las grandes corporaciones pueden enfrentarse a los gobiernos y buscan establecer un nuevo orden a partir de una guerra más versátil y directa.

DesigningCallofduty610

El personaje principal podrá enfundarse un exoesqueleto que le conferirá ciertas capacidades sobrehumanas al portador. Podremos movernos a una mayor velocidad, realizar maniobras tácticas subiendo a edificios gracias a movimientos extraídos del parkour y mejoras en diversos campos. La armadura y las armas evolucionarán en varios parámetros.

Por encima de todo debe valorarse la forma en la que se está diseñando la acción de este título. Hablamos de tiroteos francos, sin relleno y con un frenetismo que sentará cátedra no solo en Call of Duty, sino en el resto de producciones del género. El resto volverá a intentar copiar la fórmula de Activision, pero como siempre ha pasado, serán simples intentos. Nadie entiende este tipo de entretenimiento como ellos.

Call of Duty: Advanced Warfare a la venta el 4 de noviembre en PC, PS3, PS4, Xbox One y Xbox 360.

También te puede interesar