4 octubre 2013


Destiny es una de las mayores apuestas de Activision (Call of Duty) para la primavera de 2014, un producto desarrollado por Bungie (Halo) y que promete acción, cooperación y sobre todo saqueo. El concepto es sencillo, exploramos grandes entornos, recogemos elementos y nos enfrentamos a nuestros enemigos con una dinámica de juego típica de un FPS tradicional, con mucha acción.

A ese cóctel sumadle el componente multijugador en un universo persistente mantenido por la comunidad. El usuario tiene mucho que decir en Destiny, Activision y Bungie anuncian Beta para comienzos de 2014, para participar basta con reservar el juego. Esta prueba anticipada incluirá una muestra de los elementos más relevantes de los que hará gala la versión final del título. La Beta estará disponible en todas las plataformas en las que se comercializará Destiny en la primavera de 2014, esto es PS3, PS4, Xbox 360 y Xbox One.

destiny_screen

Pero Destiny es mucho más. La parcela artística destaca en un primer visionado, Bungie ha fusionado el universo de sci-fi de Halo con la indumentaria apocalíptica típica de otras obras de ficción. La oscura y fría paleta de colores utilizada impregna el ambiente con cierta melancolía, desazón. Un acabado muy crepuscular para un mundo derruido y que los humanos deben compartir con otras especies.

Técnicamente y siempre considerando que se trata de un juego online, la definición de los elementos consigue la creación de un mundo convincente y realista hasta cierto punto. Destiny será uno de los juegos más destacados en la próxima generación de consolas e incluso me atrevería a decir que se mantendrá durante mucho tiempo como uno de los juegos online más jugados.

También te puede interesar