18 julio 2014

IMG_4026-598x398

Hace no mucho tiempo para disfrutar de un juego era necesario instalar el producto en nuestro PC o tener el título en formato físico en una consola. Aunque en PC los usuarios llevan tiempo con Steam, esto sigue requiriendo de la descarga previa del juego para poder utilizarlo. Pero amigos, Darwin estaría orgulloso de la evolución conseguida en el mercado.

Y es que muchas veces simplemente queremos echar una partida y pretendemos que esta sea inmediata, sin pasos intermedios, compromisos o lo más importante, sin pasos que nos obligan a perder el tiempo en algo que debería ser directo. Una opción tangible gracias a los juegos que se ejecutan desde el navegador de nuestro PC. Y es que en cuestión de segundos es posible jugar sin comprometer la calidad del producto.

De forma falaz y supongo que por los inicios en esta corriente, suele pensarse de forma errónea que los juegos de navegador son parcos y de bajo presupuesto, pero en realidad se engloban todo tipo de propuestas. Tomadlo como una especie de País de los Juegos, un lugar en el que se ofrecen cientos de títulos, de cualquier tipología y todos accesibles desde el navegador.

Una fórmula que alcanza la idealidad al permitir al usuario jugar sin ataduras, sin demandas absurdas de requisitos técnicos y lo más importante: gratis. Francamente este modelo será la piedra de toque en el futuro de la industria. Propuestas inmediatas y que nos permitirán jugar a un catálogo amplio, rico y elaborado saltándonos la necesidad imperativa de poseer el producto o de tenerlo instalado en nuestro sistema. Jugar y nada más.

También te puede interesar