9 noviembre 2015

La serie Need for Speed ha sigo un referente en el tratamiento arcade de la conducción en videojuegos desde sus inicios. Una serie que ha demostrado en cada iteración su pasión por la alta velocidad y fórmulas jugables de diferente corte a lo largo de los años, pero la personalización y las carreras nocturnas son las características más queridas por los fans de Need for Speed.

La nueva entrega del juego de conducción de EA desarrollado por Ghost Games, vuelve a las raíces al priorizar las opciones de personalización y al ofrecer carreras nocturnas en un mundo abierto. Need for Speed asegura velocidad y un tratamiento arcade en la conducción.

Jugablemente, tenemos un producto rápido y muy nervioso en las formas. Un auténtico caballo desbocado en el que los usuarios podrán competir sin límites en miles de eventos diseminados por un entorno de libre acceso en el que podrán retar a otros jugadores en tiempo real. Una ciudad viva y orgánica.

need-speed-2015

El manejo podrá configurarse al gusto de cada jugador y será posible endurecer la conducción para evitar los derrapes o incrementar esta característica si nuestro estilo de conducción es más afín a la espectacularidad. Algo ligado a la superlativa sensación de velocidad de la que goza el juego de EA.

Uno de los principales valores de este Need for Speed es la personalización. Podremos modificar una gran cantidad de valores de nuestros vehículos. Esta modificación acoge parámetros meramente estéticos y medidas que afectan al propio rendimiento del vehículo. Inmenso.

Need for Speed ya a la venta en PS4 y Xbox One.

También te puede interesar