15 septiembre 2014

El videojuego de Activision y Bungie, creadores de Halo, ha colonizado la actualidad del ocio frente a otras alternativas. Se trata de un producto masivo, un gigante que ha llegado para quedarse y generar una experiencia que se estima se alargará por un mínimo de diez años a través de la salida de contenido adicional y otras secuelas de Destiny.

Imaginad una batalla que tomará lugar en una Tierra devastada y olvidada por el ser humano, arrebatada por una fuerza invasora que ha colonizado otros territorios del sistema solar. Vosotros encarnaréis a un Guardián, un grupo de élite que salvaguardará el imperio conocido.

destiny-1

Jugablemente, Destiny comienza su viaje en la elección del Guardián. Cada uno de estos personajes contará con una tipología de habilidades y de parámetros que le diferenciarán del resto. En juego, Destiny es un FPS con un marcado componente de MMO en la forma y cierto carácter de RPG. Y es que al derrotar a nuestros enemigos obtendremos puntos de experiencia que nos permitirán subir de nivel y con ello optar a nuevas habilidades.

El modo historia presenta un guion bien hilvanado y secuencias llenas de épica. Pero Destiny destaca en su modo cooperativo, ese es el verdadero baluarte del producto. Sobre todo, se necesitará cooperación a través de personajes evolucionados con parámetros segmentados, de otra forma, será muy difícil avanzar.

Destiny-640x353

Se premia la búsqueda de un equipo de mejores prestaciones a lo largo de la partida, algo que roba de Diablo y que han logrado implementar con habilidad en la fórmula de Destiny. Además, el endgame, presenta el suficiente jugo para invitar al jugador a repetir misiones, subir nivel y obtener un equipo mejor. Una experiencia plena ya disponible en PS3, PS4, One y Xbox 360.

También te puede interesar