12 enero 2012 Industria

Apple, Nintendo, Microsoft y Sony tienen algo en común: Foxconn. Foxconn es una empresa china que se dedica a producir componentes tecnológicos y ensamblar material electrónico. El lugar donde vienen al mundo los iPhone, iPad, Xbox 360, etc. La empresa salió de la oscuridad por los numerosos suicidios que se produjeron allí debido a las condiciones laborales. La prensa aprovechó para culpar a Apple de forma directa de estos terribles acontecimientos.

Ahora la historia vuelve a repetirse cambiando al protagonista: Microsoft y su Xbox 360. He leído en algunos medios de renombre introducir la noticia con la siguiente coletilla:

  • Intentos de suicidio masivos en fábrica de Xbox 360.
  • Trabajadores de Xbox 360 en un intento de suicidio colectivo.

Valgan como ejemplo de la manipulación a la que hemos llegado hoy en día. No voy a hacer referencia de los medios que han publicado titulares de ese tipo (se dice el pecado, pero no el pecador), vamos a intentar dejar las cosas claras:

Las marcas negocian un precio con Foxconn y ellos obligan a sus trabajadores a cumplir ciertas condiciones para obtener un margen mayor de ganancias. Apple o Microsoft no tienen nada que ver. Allí se construyen sus productos, pero no emplean a la gente. Eso es culpa de Foxconn directamente. De hecho, Apple negoció con la empresa y logró una mejora de las condiciones laborales. Se relaciona a Microsoft con el hecho, pero el intento de suicidio colectivo ha tenido lugar en China y no en Redmond.

Ni la fábrica es propiedad de Microsoft, ni los trabajadores forman parte de la plantilla de la corporación. Los empleados de Foxconn desarrollan lo que les pidan. No eximo a las editoras de culpa por llevar el trabajo a lugares de este tipo, pero los gobiernos occidentales no hacen mucho por cambiar las cosas. Steve Jobs presentó un plan para montar una fábrica similar en USA a Obama y se hizo el sordo. ¿Gastar dinero público para montar una fábrica que podría dar trabajo a miles de personas? Mejor emplearlo en algo que de un beneficio directo a los políticos….

Por supuesto, veo totalmente lícito que intenten mejorar sus condiciones laborales con un intento de suicidio colectivo para llamar la atención de los medios internacionales y con suerte lograr la mediación de la marca en concreto, pero las cosas se cuentan bien.

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 12 enero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *