28 mayo 2013 Industria, Opinión, PC, PS4, Xbox One

pc

Con el cambio generacional en ciernes, muchas son las dudas de los usuarios respecto a la consola por la que se van a decantar. Una decisión que no es baladí, ya que el desembolso suele ser relativamente elevado, a pesar de que no conozcamos los precios oficiales de salida de las nuevas consolas. Por el momento, todo son dudas y la gente, aunque ya empieza a decantarse por una u otra, esperará a conocer todos los detalles antes de decidirse.

Por mi parte no tengo duda alguna, voy a seguir con el PC. Si hubiese que escoger un caballo ganador, mi elección son los compatibles, por múltiples cuestiones: infinidad de periféricos, juegos, escalabilidad, potencia y por qué no decirlo, no estar atado a ninguna compañía en concreto. Ni Microsoft, ni Sony ni Nintendo son mis amigos, ni me dan de comer, por tanto, no les debo pleitesía, son compañías que ofrecen productos y lo que me están proponiendo, sencillamente, no me gusta.

xbox-one-vs-ps4-580-75

Muchos argumentarán que los PC son complicados y caros, y que al menos las consolas ofrecen comodidad: pones el juego y te olvidas. Pero amigos míos, esta última afirmación dejó de ser cierta en esta misma generación, ya que muchos juegos necesitan de instalación y actualizaciones periódicas, con lo que eso de “me siento y juego” es cada vez menos real. Además, si tenemos en cuenta que PS4 y Xbox One tienen una estructura cada vez más cercana al PC, nada augura que no vaya a ser necesario instalar nuestros juegos, y por supuesto, no actualizarlos.

Otro punto a favor del PC es que ninguna otra plataforma va a proporcionarte más potencia. Por mucho que EA diga que las nuevas consolas son ocho veces más potentes que el mejor de los compatibles a día de hoy, no deja de ser una mentira. Una falacia que ya se han encargado de desmentir otras compañías del sector con mucho más sentido común y conocedoras de la realidad en la que se mueve esta industria. Los intereses de EA los desconozco, pero es evidente que la verdad no es uno de ellos, al menos en este tema.

Muchos argumentarán en contra esgrimiendo el tema de los gráficos, señalando que a ellos no les importan, que son algo secundario. Para mí también, de hecho, es el apartado que menos me importa en un videojuego, pero no deja de ser curioso ver las discusiones encarnizadas de los fanáticos de Sony y Microsoft sobre las cuestiones técnicas de sus consolas. Que si esta mueve un pixel más, que si tal, que si 8 GB de RAM… Para no importar los gráficos, muchos se enzarzan en esa dialéctica y todo ¿para qué? ¿para no poder jugar a 1080 ni a 60 FPS, no ahora, sino en la próxima generación? Algo que ya se está haciendo en PC a día de hoy y sin gastos desorbitados en hardware. No lo entiendo.

unreal-4

En lo que se refiere al tema económico, ciertamente el PC inicialmente puede ser más caro, no voy a decir que no, pero tampoco mucho más que algunas de las consolas. Desconozco el precio de la PS4 o la nueva Xbox más allá de los rumores, pero por poco más uno se monta un ordenador superior o igual a las prestaciones que ofrecen. Eso sí, hay que saber comprar, porque es un mercado mucho más abierto, pero dedicándole la mitad de tiempo que en saberse las especificaciones técnicas de la consola de turno, podemos tener un PC que aguante a la perfección la siguiente generación de consolas.

Además, los precios de los juegos de PC son bastante más baratos que en las consolas y eso sin contar ofertas. En este sentido, Sony con PlayStation Plus ha estado muy lista y es de las pocas que podría competir con los precios de PC gracias a la oferta mensual de juegos gratuitos que ofrece. Aún así, no consigue igualar la cantidad de ofertas que hay en el mundo de los compatibles ni del precio de salida, bastante más reducido de por sí al no tener que pagar royalties a ninguna compañía.

El único elemento distintivo que tienen las consolas, o una posible ventaja competitiva respecto al PC, son las exclusivas. Claro, muchos dirán que en PC no hay, cosa que es mentira, ya que es la plataforma con más títulos exclusivos del mercado, otra cosa es que nos gusten más o menos, pero la realidad es esa. Evidentemente, si a uno le gustan los juegos de Mario, sabe a qué caballo tiene que subirse, y me parece el criterio con más peso a esgrimir a favor de las consolas.

mario

Sin extenderme mucho más, no pretendo evangelizar a nadie con esta entrada. Cada uno que escoja la plataforma que más le guste, pero con sinceridad y teniendo las cosas claras. Ni el PC es tan caro, ni tan complejo, ni las consolas tienen un potencial sobrehumano, por mucho que ciertas compañías se esfuercen en decirlo. Hay que ser inteligentes y dejar de lado los fanatismos. El PC tiene otros muchos problemas: DRM, no hay segunda mano desde hace mucho tiempo, pero por fortuna tiene muchas escapatorias legales para sortear estos problemas o inhibirlos.

Muchas veces nos olvidamos de lo que es realmente importante: jugar y disfrutar. Eso sí, teniendo las cosas muy claras. Yo, como decía al principio, seguiré con el PC como plataforma principal, aunque eso no quita que cuando bajen de precio las nuevas consolas adquiera una de ellas. En definitiva, a mí lo que me gusta es jugar. La guerra de números y de marcas se la dejo a aquellos a los que les resulte atractiva, porque en realidad, no deja de ser un baile de intereses empresariales que no debería de importarnos demasiado a los usuarios.

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • Tienes mucha razón en todo lo que dices sobre el PC. Es una plataforma que, aunque a priori parezca todo más complicado, si se le da una oportunidad puede resultar igual o más satisfactoria que las consolas. Sólo hay que ver las increíbles ofertas que se curran en sitios como Steam o Origin, con juegos que acaban de salir a precios de risa.

    Aun así yo me quedo con las consolas. En ese sentido soy más tradicional. Si no fuera por falta de tiempo me quedaría con una dupla: pc + consola, como dices que harás tú cuando estas bajen. Hay muchos juegos exclusivos que PC se pierde, sobre todo de Sony y Nintendo. Podría vivir sin ellos, pero son una parte muy importante de este mundillo, al menos para mí.

    Supongo que este tema es como todos, cosas buenas y cosas malas tienen todos. Un saludo!

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 28 mayo 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *